Ximena Peredo / La gran estafa - 8 de Septiembre de 2017 - Norte - Monterrey - Noticias - VLEX 692898741

Ximena Peredo / La gran estafa

Autor:Ximena Peredo
 
EXTRACTO GRATUITO

No es lo mismo llegar a casa y encontrarla saqueada, que conocer exactamente quién robó, cómo le hizo y con ayuda de quién. Revelado esto no dan ganas de sentarse a llorar, no. Se vuelve mucho más insensata la resignación.

El portal periodístico Animal Político y la organización Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad realizaron durante varios meses una investigación que se destapó a principios de esta semana y en la cual fueron revelados los cómos de la llamada "Estafa Maestra".

La explicación es tan clara que no queda mucho lugar a dudas: operando como vil delincuencia organizada, un grupo de personas se está embolsando cantidades obscenas de dinero público que nos costó mucho trabajo producir.

Así funciona: una dependencia federal contrata los servicios de una universidad pública, la cual cobra contratos millonarios y a su vez, subcontrata a otras empresas. El dinero se les deposita y se reparte entre los cómplices, pero el servicio nunca se da. Así desaparecieron casi 3 mil 500 millones de pesos.

Ahora bien, no es lo mismo que nos digan que tal cantidad se la robaron a que nos expliquen quién, cómo y dónde.

La investigación dio seguimiento a denuncias ante la PGR -impunes hasta la fecha- por la Auditoría Superior de la Federación en cuentas públicas entre 2013 y 2014, cuyo ejercicio representó unos 7 mil 670 millones de pesos. Digamos que metieron la mano y sacaron un botón de muestra.

Once dependencias federales: Pemex, Sedesol, Banobras, la SEP, entre otras, apoyadas en ocho universidades, entre ellas la Universidad Autónoma de Morelos, la Autónoma del Estado de México, otras de Tabasco y la Autónoma del Carmen, en Campeche, formaron parte de esta estafa.

De las 186 empresas subcontratadas por las universidades, 128 no debieron recibir recursos públicos por no cumplir requisitos establecidos en la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios.

Estas empresas caen en la categoría de "fantasmas", sin domicilio, con prestanombres, con un giro distinto al del servicio que prestarían, sin registro ante la Secretaría de Economía. Todo al revés.

¿Quiénes se robaron nuestro dinero? También lo sabemos. Cada contrato tiene una red de cómplices y los titulares de las dependencias, en muchas ocasiones, firmaron los contratos fraudulentos.

Emilio Lozoya, cuando estuvo al frente de Pemex -acusado también de recibir 10 millones de dólares en sobornos sólo en el caso...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA