'Xalapa' Ortega no se raja - 24 de Octubre de 2006 - Norte - Monterrey - Noticias - VLEX 78934486

'Xalapa' Ortega no se raja

Autor:Érick Rodríguez
 
EXTRACTO GRATUITO

En la cancha fue un guerrero incansable, aunque jugara lesionado o con dolor, y ahora, a 16 años de su retiro, ese mismo espíritu combativo anima a Rafael "Xalapa" Ortega a luchar contra las adversidades en su vida.

Su cabello blanco delata los 50 años de edad del futbolista veracruzano que los aficionados del Monterrey vieron coronarse en aquel torneo inolvidable de México 86, el primer título de Liga en la historia de Rayados, y quien ahora se dedica a maquilar uniformes deportivos y escolares en su casa.

"Andamos batallando", platica el ex jugador sobre cómo sobrevive económicamente. "En aquel tiempo no se ganaba lo de ahora. Hubo un momento en que ya no (había ahorros) y vas viviendo al día, buscando aquí y allá, es bastante difícil.

"Es difícil cuando no se tiene una preparación, desgraciadamente no la tenemos, pero hay que seguirle dando, más cuando la gente nos ha abierto la puerta donde nos paramos y eso nos ha ayudado mucho".

Para él no es nada nuevo afrontar las penalidades económicas. Estudió hasta secundaria y desde muy joven se abrió paso en el futbol a base de lucha.

Militó en el Veracruz de Primera División a partir de 1978 y luego pasó al Monterrey en 1982, donde jugó 7 años.

Su apodo le vino desde que empezó a jugar futbol infantil en el puerto de Veracruz, esto por haber nacido en la ciudad de Jalapa. El apodo se lo llevó a la Primera División, pero como "Xalapa", porque así lo escribieron desde su debut profesional los medios de comunicación en las crónicas deportivas... y así se le quedó.

El retiro le vino en 1990, cuando jugaba de nuevo con el Veracruz, al sufrir una grave lesión en la rodilla derecha a la edad de 33 años. Al colgar los botines, decidió regresar a Monterrey para abrirse camino en la vida como empresario.

Este nuevo reto lo comenzó abriendo un taller de enderezado y pintura; al principio funcionó, pero luego tuvo que cerrarlo.

"Nos fue bien de inicio, funcionó un tiempo y luego nos fue mal, era complicado trabajar con algunas compañías de seguros, por eso decidimos cambiar de giro", narra quien fuera mediocampista de contención.

"Pusimos después una maquiladora de ropa, luego una tienda de deportes, me faltó inyectarle".

Los malos tiempos económicos le pegaron en lo personal, y en 1994 se divorció de su primera esposa. Él se quedó con su hija Eline, hoy de 18 años, mientras que su otro hijo, Eliud, ahora de 21, se fue a vivir con su ex esposa.

Fue en el año de 1997 cuando los ahorros de Ortega se...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA