Trabajan talleres en frenar adicción - 2 de Septiembre de 2013 - Norte - Monterrey - Noticias - VLEX 457145090

Trabajan talleres en frenar adicción

Autor:Imelda Robles
 
EXTRACTO GRATUITO

A los 14 años de edad, José Alejandro empezó a drogarse con resistol y pastillas psicotrópicas, después siguió con alcohol y mariguana.

Estuvo internado en diferentes centros de rehabilitación. Al salir siempre recaía.

"Hasta ahorita no he podido salir de este problema, pero ya tengo otros pensamientos, he estado internado estos últimos meses", dice el joven, quien no terminó la prepa.

Hoy tiene 22 años y lleva dos meses en tratamiento en el Centro Milagros Inesperados, y existe la esperanza de que la historia de José Alejandro mejore: esta semana ingresó al taller de herrería de la asociación Promoción de Paz.

"Quiero aprender a soldar, quiero aprender un oficio para no pensar en las drogas", comenta.

OTRA OPORTUNIDAD

Lamentablemente, muchísimos jóvenes de escasos recursos y además con estudios truncos al salir de centros de rehabilitación vuelven a las drogas, expresa Consuelo Bañuelos, fundadora de Promoción de Paz.

Esta asociación ha luchado por más de 15 años en reintegrar socialmente a internos en penales, tutelares y centros de rehabilitación.

Para ella, un sueño más se cumplió en la Sala para la Paz Topo Chico, inaugurada a finales del año pasado para dar pláticas y clases a esos grupos vulnerables.

Gracias a donativos económicos y en especie equiparon dos áreas para impartir talleres de carpintería y herrería. Hace unos días iniciaron las clases, dirigidas a jóvenes internos en centros de rehabilitación.

"El 80 por ciento de los delitos se comete bajo la influencia de una droga", lamenta Consuelo, especialista en Desarrollo Humano. "Por eso es importantísimo voltear a ver a las personas que están en la rehabilitación de adicciones, brindarles una oportunidad.

"Hemos estado viendo que recaen. Después de haberle puesto mucho empeño al tratamiento, cuando salen se encuentran con que no tienen herramientas para trabajar y no se les contrata".

La primera generación es conformada por jóvenes de tres centros de rehabilitación: Milagros Inesperados, DIMAC y Creah.

Gabriel Ordaz, director de Proyectos de Promoción de Paz, explica que son 30 jóvenes, 10 por cada centro, y un día de la semana será dirigido una clínica en especial.

Los jóvenes saldrán de su internamiento una vez por semana para asistir de 9:00 a 17:00 horas a los talleres y ahí les brindarán la comida. La asociación también se encargará de su traslado.

"Buscamos que tengan un conocimiento", indica Gabriel. "Muchas veces el ocio no es porque no quieran hacer algo, sino porque...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA