Sergio Sarmiento / Precios y libros - 29 de Enero de 2019 - Norte - Monterrey - Noticias - VLEX 760169249

Sergio Sarmiento / Precios y libros

Autor:Sergio Sarmiento
 
EXTRACTO GRATUITO

"El libro que sea, es un compañero también".

Beatriz Gutiérrez Mueller

¿Qué podría ser más noble que promover la lectura? Tanto es así que el Presidente Andrés Manuel López Obrador se hizo acompañar de su esposa, Beatriz Gutiérrez Mueller, la "asesora honoraria" de la Coordinación de la Memoria Histórica y Cultural de México, para presentar su Estrategia Nacional de Lectura en Mocorito, Sinaloa, lugar de nacimiento de Arnoldo Martínez Verdugo, el dirigente histórico del Partido Comunista Mexicano, este 27 de enero.

"Un libro puede ser un camino para ser mejores personas, mejores mexicanos: la lectura despierta la conciencia y la imaginación; nos invita a reflexionar o a sentir; nos hace gozar, nos hace recordar o llorar", declaró Gutiérrez Mueller.

El Presidente, a su vez, citó a Engels, "el compañero de Marx", que dijo que "lo primero es que haya comida. Lo primero es que tengamos dónde vivir, cómo vestirnos, primero lo material. Pero tenemos que darle también importancia al fortalecimiento de valores".

Detrás de estas generalidades, quien realmente presentó los detalles de la Estrategia Nacional de Lectura fue el gerente editorial, encargado de la dirección general, del Fondo de Cultura Económica, Paco Ignacio Taibo II, quien dijo que hay que "desterrar la idea de que leer es aburrido". Pero ¿cuáles son las medidas concretas para lograrlo?

Taibo habló de disminuir los precios de los libros, de crear 130 nuevas librerías, de editar libros con precios de 10, 12 y 15 pesos, de instalar bibliotecas en complejos de interés social.

El mexicano no lee, afirmó, "porque el precio de los libros está muy caro". Y añadió: "Vamos a forzar a que la industria editorial baje sus precios".

Quizá las intenciones son buenas, pero las consecuencias pueden ser muy negativas. No estoy seguro de que los mexicanos no leemos porque los libros son caros; los teléfonos celulares lo son más, pero el mercado no deja de crecer.

Aunque así fuera, sin embargo, forzar a los editores a bajar precios no es la solución. Las editoriales mexicanas operan ya con márgenes de utilidad precarios. Los libros de texto gratuitos los excluyen del mercado de educación primaria, la principal fuente de ingresos de...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA