Sabor que conquista - 14 de Octubre de 2019 - Norte - Monterrey - Noticias - VLEX 817576361

Sabor que conquista

Autor:Andrea Menchaca
 
EXTRACTO GRATUITO

Si no encuentras un helado delicioso, la mejor solución es fabricarlo. Así lo hizo Sofía Vélez Estrada, creadora de Lulo Gelato + Sorbetto.

"Más que solamente la gente venga y se coma un cono de gelato lo que buscamos es enaltecer los instantes. Estamos convencidos de que cada día vivimos más rápido y se nos olvida que son los momentos cotidianos los que realmente te van haciendo feliz", expresa la dueña de esta heladería de San Pedro que está conquistando paladares.

"Nos gusta mucho generar esos recuerdos, esa remembranza, que cualquier momento por más cotidiano, más común que parezca, se vuelva más especial porque está comiendo Lulo".

Vestida con filipina blanca y pantalón azul marino, Sofía prepara con especial dedicación en la cocina combinaciones únicas como queso de cabra y guayaba, limonada de sandía con menta, chocolate abuelita con churro o pay de limón, sabores con los que busca generar una conexión y una remembranza.

Originaria de Medellín, la joven colombiana se mudó con su familia a Monterrey en el 2002. Y si algo extrañaba de su país esta apasionada de lo dulce era un helado de buena calidad como los que comía allá.

Sus papás, Juan Francisco y María Luisa, pensaron que la mejor forma de satisfacer este gusto era que ella misma hiciera un buen helado, por lo que en la Navidad de 2010 le regalaron una pequeña máquina.

En ese entonces Sofía se había graduado de Gastronomía en el Instituto Culinario de México, Campus Monterrey, y trabajaba en la cafetería Tea & Coffee, así que usaba su máquina para hacer helados en su casa.

"Mi mamá me decía: 'tenemos una cena, hagamos algo bien rico hija. A ver qué se te ocurre'. Juntas compartimos el gusto por todo lo más goloso y lo más dulce, somos una mancuerna ahí de antojos", señala la emprendedora de 33 años.

VA TRAS SU SUEÑO

Al investigar sobre producción de helados, vio que era algo muy técnico: necesitaba una fórmula equilibrada para lograr el resultado que buscaba. Al principio fue muy difícil.

"Agarraba una receta de chocolate y sentía que le hacía falta más chocolate, le ponía más chocolate y se congelaba como una piedra. Quería uno de Nutella, le ponía más, pero como tiene tanta azúcar, nunca se congelaba", relata.

Mientras leía y estudiaba, su papá le preguntó dónde había comido los mejores helados y contestó que en Italia. "Vete a Italia", le sugirió.

Sofía tomó sus ahorros, hizo su maleta y se fue a tomar un curso a una universidad llamada, precisamente, Gelato University, en...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA