Restaurarán a medias casona histórica - 20 de Enero de 2019 - Norte - Monterrey - Noticias - VLEX 757244317

Restaurarán a medias casona histórica

Autor:Gabriela Villegas
 
EXTRACTO GRATUITO

La Casa del Campesino es el edificio civil en pie más antiguo de la Ciudad.

La conservación y uso del sitio dependen de dos organismos: Conarte y la Confederación Nacional Campesina (CNC), históricamente uno de los pilares en la estructura del PRI.

De los 7 mil 682 metros cuadrados que mide la construcción, mil 300 son utilizados por Conarte y el resto por la CNC.

Esta semana Conarte iniciará la restauración del Museo Estatal de Culturas Populares, ubicado en este inmueble, en la esquina de Abasolo y Mina, en el Barrio Antiguo. Pero sólo harán trabajos en el espacio que les corresponde, es decir, un 17 por ciento del edificio.

La actual división de la casona se rige por un acuerdo promovido por el ex Gobernador José Natividad González Parás. El documento publicado el 24 de febrero del 2005 en el Diario Oficial de la Federación cede su uso al Gobierno estatal, pero con tres fines específicos: actividades culturales, artesanales y de atención a asuntos agrarios. No detalla que sea para la CNC.

En un recorrido por el área que corresponde a la CNC se observó que algunos salones lucen vacíos. En sus ventanas y puertas hay calcomanías del ex candidato presidencial del PRI José Antonio Meade. Otros espacios cercanos al estacionamiento son usados para reuniones sociales, según se observa en fotografías publicadas en la página de Facebook de la CNC.

En éstas se ve a un grupo de personas con cartones de cerveza y asando carne en el patio. También hay imágenes asando elotes en el interior del edificio.

A días de iniciarse la restauración de una parte de la casa, arquitectos, historiadores y restauradores cuestionan el uso que se da al lugar

DISTINTOS USOS, MISMOS DAÑOS

A diferencia de las 188 casas que aparecen en el Catálogo de Inmuebles de la Zona Protegida del Barrio Antiguo, la Casa del Campesino impone con sus altos muros, ventanales y grandes puertas de madera.

"No es cualquier casona, no es cualquier edificio de sillar. Es un edificio altamente vinculado a la historia de la Ciudad, a sus procesos productivos, políticos, revolucionarios y demás", describe el historiador César Morado.

Y aunque parece un solo conjunto arquitectónico, hay en su interior líneas divisorias invisibles.

El patio sur y los muros de la esquina de las calles Jardón y Mina están ocupados por la CNC. Justo esa parte data del virreinato, indica el investigador en patrimonio cultural Víctor Cavazos.

Al interior de esta parte sur de la casona se aprecia un amplio salón con...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA