Ni con la reforma bajarían luz y gas - 3 de Diciembre de 2013 - Norte - Monterrey - Noticias - VLEX 479165734

Ni con la reforma bajarían luz y gas

Autor:Luis Valle
 
EXTRACTO GRATUITO

Aunque la iniciativa de reforma energética que promueve el Ejecutivo plantea bajar las tarifas domésticas de la luz y el gas natural, especialistas de la industria prevén que la disminución en los precios finales de dichos servicios, si se dan, serían mínimos y tardarían hasta 10 años en alcanzarse.

Lo que los expertos prevén con la reforma a mediano plazo son menores pérdidas para Pemex y posiblemente hasta ganancias, si se llega implementar el marco legal que permita incrementar las inversiones de la paraestatal y privadas, así como la reducción de burocracia, entre otros beneficios.

También se generaría una mayor actividad económica en el sector de producción, transporte y transformación de energéticos, convirtiéndose en beneficios para sus trabajadores, empresas proveedoras, así como para las economías donde se desarrollen los trabajos.

Benjamín Torres-Barrón, socio líder de energía de Baker & McKenzie, mencionó que los precios del gas natural en Norteamérica son los más bajos del mundo, por lo que es difícil modificar el precio de la molécula con el incremento de oferta en México, que es alrededor de la décima parte de lo que produce Estados Unidos.

Ni siquiera la Administración de Información Energética (EIA por sus siglas en inglés) estima para los próximos 5 años una baja en los indicadores que se utilizan en México para establecer el precio de venta de primera mano del gas natural: los del sur de Texas y el Henry Hub.

En donde habría oportunidad de reducir tarifas al usuario final sería en la parte de distribución, que actualmente pesa entre el 60 y el 80 por ciento del precio que pagan los consumidores residenciales; sin embargo, esta parte no está incluida en la reforma.

Alejandro Ibarra Yúnez, investigador de la EGADE del Tec de Monterrey, consideró que la Secretaría de Hacienda no debe determinar las tarifas eléctricas cada año sino que éstas se rijan por un mercado y sus costos reales.

"Solamente puede darse una baja en el corto plazo si Hacienda deja de poner sus manos en la definición del precio por kilowatt-hora de electricidad".

En general las tarifas resultan, promediando la luz comercial, doméstica e industrial, un 25 por ciento más cara que en Estados Unidos y un 73 por ciento más altas si no se otorgaran los subsidios, subrayó Ibarra Yúnez.

Jorge Flores Kelly...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA