Recibió Unión fondos para el comercio - 8 de Mayo de 2002 - Norte - Monterrey - Noticias - VLEX 78320876

Recibió Unión fondos para el comercio

Autor:Víctor Fuentes
 
EXTRACTO GRATUITO

EL NORTE / México

El fideicomiso del Gobierno federal para fomentar el comercio de bienes de consumo básico fue utilizado a partir de 1996 para invertir recursos millonarios en Banco Unión y así financiar a siete bancos intervenidos por las autoridades.

Al igual que sucedió con los Fideicomisos Instituidos en Relación con la Agricultura (FIRA), el Fideicomiso para el Desarrollo Comercial (Fidec) recibió la orden de la Secretaría de Hacienda de invertir sus recursos "excedentes" en Unión, por lo que al inicio del año 2000 tenía 12 mil 128 millones de pesos depositados en ese banco.

EL NORTE publicó que el FIRA tuvo que canalizar más de 74 mil millones de pesos a Unión y Banca Cremi, y que ahora está en curso un plan de reestructura para que, en el año 2007, esos fideicomisos agrarios puedan recuperar capital e intereses.

La historia del Fidec fue diferente, aunque coincide con la de FIRA porque, hasta ahora, no aparece en informes oficiales de ninguna de las instituciones que tomaron las decisiones correspondientes.

Creado en 1980 por el Presidente José López Portillo y extinguido en diciembre de 2000, dos semanas después de que Vicente Fox llegó al poder, el Fidec tenía como objetivo único "fomentar la modernización y competitividad del comercio, sobre todo de aquel cuya actividad principal sea el comercio de venta directa de bienes y servicio de consumo básico... mediante el otorgamiento de apoyos financieros preferenciales y la prestación de asesoría técnica".

Los más de 12 mil millones depositados por el Fidec en Banco Unión, casi equivalen a los cerca de 13 mil millones que ese Fideicomiso canalizó para créditos al comercio en los ejercicios 1998-1999.

En enero de 2000, la Junta de Gobierno del Instituto para el Ahorro Bancario (IPAB) fue informada de que era urgente para el Fidec recuperar anticipadamente 8 mil 617 millones de pesos de su inversión en Banco Unión, entidad que desde septiembre de 1994 era administrada por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV).

La única mención en el Informe anual 2001 del IPAB sobre este asunto, es la siguiente: "Se canalizaron recursos para que Cremi y Unión realizaran a su vez pagos anticipados con distintos acreedores, por un total de 8 mil 675 millones de pesos". No se menciona que el acreedor principal era el Fidec, o cómo se canalizaron los recursos.

Lo que en realidad se aprobó, fue un complicado esquema de financiamiento en el que, a fin de cuentas, la Tesorería de la Federación...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA