Procedimientos con luces y sombras - 24 de Agosto de 2013 - Norte - Monterrey - Noticias - VLEX 456228862

Procedimientos con luces y sombras

Autor:Jorge Alberto García
 
EXTRACTO GRATUITO

Los pacientes operados en la historia de la cirugía refractiva para corregir su vista se cuentan por millones, y otros miles más esperan hacerlo con una sola idea en mente: abandonar sus viejos anteojos o lentes de contacto.

Gerardo Villarreal Méndez, oftalmólogo con subespecialidad en córnea del Hospital Universitario, afirma que el estilo de vida de muchos individuos se ha visto radicalmente beneficiado con la cirugía refractiva.

"Hay artículos que hablan que su autoestima y su participación en el entorno social mejoran. Es una persona más sociable y activa en la sociedad y eso impacta en la economía, desde el punto de vista de salud publica", dice.

La cirugía está indicada para tres tipos de defectos refractivos: la miopía (ve mal de lejos, pero bien de cerca); la hipermetropía (ver mal de cerca y lejos, pero peor de cerca) y el astigmatismo (ve mal de lejos y de cerca), afirma Karim Mohamed Noriega, oftalmólogo con subespecialidad en córnea del Hospital Universitario.

Pero los inicios no fueron fáciles: la queratotomía radiada fue uno de los primeros procedimientos que empezaron a realizarse a principios de los 70.

Poco tiempo después comenzó el uso del láser en la cirugía refractiva, empezando con el excimer a finales de los 80 y el femtosegundo en la década pasada.

Gracias al láser excimer se desarrollaron las cirugías refractivas que más frecuentemente se realizan en la actualidad: el LASIK (Láser in-situ keratomileusis) y PRK (queratectomía fotorrefractiva).

Sin embargo, el objetivo del procedimiento no es corregir la visión en un 100 por ciento ya que la tecnología actual no permite garantizar tales resultados, afirma Mohamed Noriega.

Inicio accidentado

Las cirugías refractiva nacieron con procedimientos que ahora se consideran arcaicos, como la queratotomía radiada, comenta Gerardo Villarreal Méndez, oftalmólogo con subespecialidad en córnea del Hospital Universitario.

El procedimiento consistía en incisiones radiadas, es decir, del centro a la orilla de la córnea, con un bisturí de diamante para hacerla más plana, dice el experto.

Diseñada para personas con miopía y astigmatismo, en la actualidad muchos operados sufren vista borrosa y terminan usando anteojos de nuevo. Otros reportan síntomas de ojo seco.

"Para poder corregir la miopía y/o el astigmatismo y eliminar la necesidad de usar lentes lo que se buscaba era disminuir la curvatura corneal o aplanar la córnea", afirma por su parte Karim Mohamed Noriega, oftalmólogo con...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA