DE POLÍTICA Y COSAS PEORES / Visita significativa - 7 de Octubre de 2016 - Norte - Monterrey - Noticias - VLEX 650507965

DE POLÍTICA Y COSAS PEORES / Visita significativa

Autor:Catón
 
EXTRACTO GRATUITO

Aquel señor oyó ruidos extraños en el cuarto de su hija. Esos sonidos eran, por orden alfabético: acezos, jadeos, resoplos y resuellos. También se escuchaban "húmedos y anhelantes monosílabos", como escribió López Velarde en su bellísimo poema "Tierra mojada". Intrigado por aquellos ruidos, el paterfamilias se atrevió a abrir cautelosamente la puerta de la habitación de la muchacha. Lo que miró lo dejó -también por orden alfabético- atónito, aturdido, desconcertado, estupefacto, turulato y zurumbático. Su hija estaba en la cama acompañada por un guapo doncel, ambos en puris naturalibus, es decir sin ropa. "-¡Clavelina! -prorrumpió el genitor con iracundia-. ¿Qué significa esto?". Respondió calmosamente la muchacha: "-Salí al jardín y vi una ranita que me dijo: 'Soy un príncipe al que una bruja mala convirtió en rana. Si me das un beso regresaré a mi ser natural'. Traje a la ranita a mi recámara; le di el beso que me pedía, y efectivamente, se convirtió en este príncipe que ves". Clamó, fúrico, el señor: "-¿Acaso piensas que voy a creerte ese cuento?". "-Papá -replicó Clavelina en tono de reproche-. Cuando tú me lo contaste yo te lo creí"... Entre muchas cosas malas, una buena, que por lo mismo se debe señalar. Aplaudo la visita que hizo el Presidente Peña Nieto, en el Hospital Militar de Mazatlán, a los soldados heridos en el ataque perpetrado en Culiacán por bandas criminales. Fue importante el reconocimiento presidencial a la labor de quienes arriesgan su vida en defensa de la sociedad. Igualmente ha de mencionarse con encomio el apoyo que se dará a las familias de los militares muertos en esa emboscada. La visita del Presidente reviste mucha significación en el contexto de la lucha contra la delincuencia organizada... La mamá de Pepito lo llevó con un médico a fin de que calificara su desarrollo físico y mental. El facultativo sentó al niño en su mesa de exámenes y le preguntó: "-A ver, amiguito: ¿dónde están los ojos?"...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA