DE POLÍTICA Y COSAS PEORES / Plaza de almas - 29 de Enero de 2019 - Norte - Monterrey - Noticias - VLEX 760169209

DE POLÍTICA Y COSAS PEORES / Plaza de almas

Autor:Catón
 
EXTRACTO GRATUITO

Tu tío Felipe, Armando, o sea yo, ha vivido en su vida muchas vidas. Si te dijera los oficios que he desempeñado -en ninguno llegué a ser oficial- pensarías que estuve loco a lo largo de esos años tan cortos. Y sí lo estuve. Loco de vida. Muchas cosas, sobrino, he visto en esas vidas. Te voy a contar una. Mira a ese hombre. Mira cómo mira. Parece que no mira. Está aquí y no está aquí. Le dices una cosa y te responde "Sí" cuando debía contestarte "No". Es que está enamorado. A nadie se lo ha dicho porque él mismo no lo sabe. Y como está enamorado odia. Cuando ve a la muchacha con otro odia al otro y odia a la muchacha. Y a sí mismo se odia, por no ser él quien está con la muchacha. Por ese odio ya debería saber que ama. Su amor es una mariposilla. El periódico local llama así a las prostitutas: "mariposillas". Antes los redactores escribían "hetairas", "meretrices" o "falenas". Con eso daban color a la nota y no se repetían. ¿Para qué sirve entonces el Diccionario de Sinónimos? Pero los señores de la Cámara de Comercio, institución que tiene la mayoría de las acciones en el diario, pidieron no usar esas palabras: "falenas", "meretrices" o "hetairas", porque el público lector no las entiende. "Mariposilla", en cambio, es vocablo que conoce todo el mundo, y no se oye tan feo. El hombre que te digo, pues, se enamoró de una mariposilla. Mariposita más bien: tiene 17 años. Llegó al burdel procedente de un rancho donde vivía con su papá, su mamá y sus hermanos más pequeños. Se la trajo con engaños un tal Lalo que a eso se dedica: a seducir muchachas. Las enamora; las posee; les jura que se va a casar con ellas y se las trae a la ciudad, de noche, en una camioneta. Las lleva a una casa de putas con cuya dueña tiene acuerdo y ahí las vende bien. "Es casi señorita". A la muchacha le dice que va a un mandado, que lo espere, que no tardará. Y ya no vuelve. Lalo es guapo y baila...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA