DE POLÍTICA Y COSAS PEORES / Aniversario 30 - 9 de Agosto de 2015 - Norte - Monterrey - Noticias - VLEX 579887142

DE POLÍTICA Y COSAS PEORES / Aniversario 30

Autor:Catón
 
EXTRACTO GRATUITO

Simpliciano, joven varón sin ciencia de la vida, visitó a Pirulina en su departamento. Apenas se sentaron en el amplio y cómodo diván ella apagó las luces de la habitación. Dijo el candoroso muchacho: "-¿Es para ahorrar energía?". "-No -respondió Pirulina sonriendo con salacidad-. Es para quitarte toda la que traigas"... Dos señoras de la ciudad fueron a una florería de barrio, pues les dijeron que ahí vendían flores bonitas y baratas. Se encontraron con que la tal florería se dedicaba a hacer coronas fúnebres. Ahí estaban cuando les vino en gana una necesidad menor. Fueron al baño, y en eso se apagó la luz. Como pudieron se las arreglaron y volvieron después a sus respectivas casas. Al día siguiente los maridos de las señoras conversaban. Uno le dijo al otro: "-¿A dónde irían ayer nuestras esposas? Mi mujer llegó a la casa con una flor en la entrepierna". "-Eso no es nada -masculló el amigo-. La mía traía ahí mismo un listón de seda que decía: 'Descansa en paz. Siempre te recordaremos'"... Capronio estaba haciendo su maleta. Antes de cerrarla metió en ella un misal. Su compañero de cuarto le preguntó: "-¿A dónde vas?". "-A Las Vegas -respondió él-. No he estado nunca ahí, pero me dicen que es una ciudad de vicio y de pecado: juego; licores; shows con mujeres desnudas; sex shops, y tantas prostitutas que puedes llevarte una cada noche a tu habitación, y hasta dos o tres si quieres". Volvió a preguntar el otro, extrañado: "-¿Y por qué llevas un misal?". Explicó el tal Capronio: "-Porque si Las Vegas es como dicen me quedaré ahí hasta el domingo"... Don Chinguetas y su esposa, doña Macalota, cumplieron 30 años de casados. Jamás recordaba él esos aniversarios, pero ése era tan importante que no pudo evitar tenerlo en mente, sobre todo por las constantes insinuaciones de su cónyuge. Le prometió: "-Cuando llegue la fecha te llevaré a cenar en el mejor restorán de la ciudad". En efecto, el día del aniversario don Chinguetas le dijo a su mujer antes de irse a trabajar: "-Prepárate, mi amor. Hoy en la noche iremos a cenar en restorán de lujo. Después te llevaré a bailar. Luego disfrutaremos de alguna buena variedad, y finalmente, ya en la casa, a ver qué más se nos ocurre, pues hace casi...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA