De Política y Cosas Peores/ Desconcierto - 22 de Octubre de 2001 - Norte - Monterrey - Noticias - VLEX 78264025

De Política y Cosas Peores/ Desconcierto

Autor:Catón
 
EXTRACTO GRATUITO

Circula por estos días una gracejada. El Papa le pide a Fox que le enseñe su método de predicar. Fox no entiende la solicitud. "-Sí -precisa el Santo Padre-. Me dicen que en menos de un año has conseguido que en México haya 20 millones de arrepentidos". El chiste sería una pura ocurrencia si no fuera expresión de una realidad que preocupa, y que el dirigente del PAN no pudo menos que reconocer cuando dijo: "Las ilusiones se han tornado en preocupaciones". Si bien no mencionó directamente a Fox, y aunque quizás ahora diga que sus palabras fueron mal interpretadas, lo cierto es que esa declaración corresponde al sentimiento de innumerables mexicanos, aun de muchos que apenas ayer pusieron todas su confianza en el guanajuatense. No tengo la menor duda de que Fox era el único que podía derrotar al PRI. Mejores -mucho mejores- elementos había en Acción Nacional para ser candidatos a la Presidencia, pero únicamente Fox tenía los arrestos, la personalidad y el estilo que en ese momento se necesitaban para acabar con el dominio priísta. Pienso que con todas las deficiencias que ahora estamos viendo, la situación actual es considerablemente mejor que la que estaríamos viviendo si el PRI hubiera quedado en la Presidencia. Una generación entera habría caído en el desaliento al darse cuenta de la imposibilidad de un cambio en México. Se consiguió el cambio, y comparados con ese bien, los males que estamos viendo no son tan grandes como para hacernos perder la esperanza en un país mejor. No acierta Bravo Mena, sin embargo, cuando pide que cada panista se convierta en psicólogo promotor de la confianza. No son necesarios tantos agentes psicológicos. Lo que se necesita es que un solo panista, Fox, se convierta en gobernante y se ponga a trabajar en bien de México en vez de andar en lunas de miel pagadas por los contribuyentes. Debe asumir Fox con plenitud su...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA