Poeta por naturaleza - 23 de Noviembre de 2017 - Norte - Monterrey - Noticias - VLEX 697254437

Poeta por naturaleza

Autor:Daniel de la Fuente
RESUMEN

32 Perfiles E Historias. GLORIA COLLADO. Siempre inconforme, la autora se distingue por estar a la vanguardia en la creación literaria y el arte visual

 
EXTRACTO GRATUITO

"Siempre me adelanto. No me gusta hacer lo que ya está hecho: es una búsqueda de algo nuevo que pueda adelantarse a la historia para que tenga valor, porque pienso que el arte está antes que la historia".

Tras decir esto, Gloria Collado da una calada a su cigarrillo y reflexiona, se interroga. Así se conduce esta mujer para quien la poesía es su modo de expresarse desde los 8 años, de los 76 que cumple precisamente hoy, luego de la muerte de su padre.

Manuel Collado Canseco, político y periodista, falleció de un infarto. Le quitaron de última hora la candidatura a la Gubernatura de Tamaulipas.

"Escribir fue una manera de recuperar a mi padre", cuenta Gloria, serena, en la sala de su casa llena de fotos, películas, recuerdos, libros. "Dije: '¿Cómo traigo a papá de vuelta? ¿Será escribiendo como él escribía?'. Puedo decir así que desde niña ya estaba escribiendo poemas".

Nació en Tampico y creció en Ciudad Victoria. Es la menor de dos hijas que tuvieron Manuel y Gloria Martínez Gómez. Creció a la luz de la biblioteca de su padre, quien solía escribir por las noches y componer versos acompañado por músicos. "Versero", se decía.

"Así empecé, versera como él", sonríe, melancólica.

Inquieta, también abrevó en las bibliotecas de sus tíos Óscar Martínez y Luis Aznar. Esta última la introdujo a la poesía española. Entre otras, las obras que le gustaban eran de José María Pemán y Federico García Lorca. La del chileno Pablo Neruda también fue una revelación.

Más lecturas, el cine y los viajes enriquecieron a esta mujer que en los años 60, con otros autores, innovó la poesía en Monterrey, ciudad en la que vive desde los 12 años: hay un antes y un después en el modo de escribirla. Lo mismo hizo a partir de los 70 con el arte conceptual.

El escritor Miguel Covarrubias la conoce desde cuando le publicaban poemas en la revista Apolodionis, que, al igual que Kátharsis, introdujo la vanguardia en Monterrey.

"Su 'Dos eterno', del año 1963, nos colocó fuera del círculo mullido y obsoleto: la literatura municipal se fue para siempre de nuestras vidas. Eso para empezar", dice Miguel.

De 'Dos eterno': "Es de agua esta noche / y voy contigo / iluminando las huellas / de testigos / tan humanos / como tú como yo / como el que duerme y lo cobija / una sábana / menos limpia / o más limpia / como ellos que acuden a la cita ineludible / y se abrazan a la luna / por no tener como otros / o nosotros / una luz más cercana".

· · ·

Gloria vive camino a Chipinque en una casa...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA