Perfiles e Historias / Voz de la inclusión - 11 de Marzo de 2018 - Norte - Monterrey - Noticias - VLEX 705124997

Perfiles e Historias / Voz de la inclusión

Autor:Daniel de la Fuente
 
EXTRACTO GRATUITO

"Es una historia bastante chistosa", sonríe Maryangel García-Ramos Guadiana cuando se le pregunta por el origen de su compromiso en favor de las personas con discapacidad.

Cursaba la carrera de diseño de modas cuando se anunció la visita de su banda favorita, The Killers, a la Arena Monterrey.

Ella, en silla de ruedas desde los 14 años por una lesión medular -hoy tiene 32-, tenía el dinero para verlos hasta al frente, pero no se lo permitían.

"Mi 'status de privilegio' no me dejaba verlos hasta adelante, tenía que estar muy lejos y me enojé muchísimo, lo consideré una discriminación horrible", recuerda.

"Hablé con quien tenía que hablar y, bueno, los acabé viendo aquí, súper cerquita, hasta adelante".

Maryangel estaba por disfrutar el concierto cuando miró a los lugares designados para personas con discapacidad.

"Eran como cinco sillas de ruedas de un lado y de otro, y pensé '¿cuál es la diferencia entre ellos y yo?'. No podía ser".

La semilla quedó sembrada. Más tarde supo de una convocatoria para un parlamento juvenil en el Congreso local que invitaba a presentar un ensayo y, como premio, se podía ser legislador por un día y leer un mensaje ante diputados.

Recordó entonces lo que le decía su maestro de tesis cuando le oía hablar sobre derechos de personas con discapacidad: "Debieras ser diputada".

"Dije entonces '¿por qué no?'".

Maryangel ganó y pudo ser diputada por un día. Hoy le da risa evocarse a sí misma entre estudiantes de leyes y ciencias políticas, y ella proveniente del área de diseño de modas: "Como en Legally Blonde, pero de pelo café".

Su mensaje, sin embargo, fue elocuente, tal como el que ahora sostiene desde el área de Diversidad e Inclusión del Tec de Monterrey y del movimiento Mujeres Mexicanas con Discapacidad, que ella fundó: estas personas merecen ser representadas y sus derechos deben transformarse en políticas públicas.

"Esto tiene que cambiar", expresó y, lejos de sentirse orgullosa por ser escuchada, entendió que era un compromiso.

"¡Wow, me están escuchando!", se dijo. "Esto es una responsabilidad enorme".

Pamela Martínez, su amiga, la describe.

"Cuando Maryangel habla, la gente escucha. Ella lo sabe y desde muy temprano en su vida tuvo el valor de asumir esa enorme responsabilidad: ser la voz de todo un movimiento de inclusión.

"Su labor activista con Mujeres Mexicanas con Discapacidad está tomando cada vez más fuerza e impacto social gracias a su excelente liderazgo, su alto nivel de compromiso con su causa y...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA