Perfiles e Historias / Trotamundos - 20 de Enero de 2019 - Norte - Monterrey - Noticias - VLEX 757245021

Perfiles e Historias / Trotamundos

Autor:María Luisa Medellín
 
EXTRACTO GRATUITO

"Yo invierto en mi felicidad", exclama Alejandro Garza Guajardo cuando se le pregunta acerca de su pasión por viajar.

"Visitar tantos países me hace demasiado rico en experiencias y hace que me mantenga vivo".

Recientemente, en su récord viajero registró el país 101: Trinidad y Tobago. El número 100 fue Guyana.

Alejandro, más conocido como "Cano", nació en Monterrey. Es maestro de español en Tarrant County College, en Fort Worth, Texas, y estudia el doctorado en Educación Superior en la Universidad del Norte de Texas, en Benton.

Su familia aún vive en la casa en que pasó su niñez, muy cerca de la Alameda. Él cuenta que jugaba ahí o se iba a caminar por las calles de los alrededores.

"Eran otros tiempos. Iba y regresaba solo de la escuela. A veces, con mis hermanos, porque soy el menor de los cinco, o me acompañaba mi mamá, pero había mucha libertad para andar donde fuera", platica acomodando sus grandes lentes de armazón negra.

"Yo nunca me imaginé que iba a salir de mi 'mundo' del centro de Monterrey, al mundo en sí; eso me hace sentir que se puede lograr todo en esta vida".

Adelaida Guajardo, su mamá, platica que cuando era pequeño, "Cano" le preguntaba a su papá, don Alberto Garza, a dónde irían de vacaciones, y la respuesta habitual era: "A Sombreretillo".

"Ése es el pueblo en el que nació mi marido, en Sabinas Hidalgo, y aunque es un rancho y veíamos a la familia, a 'Cano' le entusiasmaba mucho ver la sierra, la presa, el paisaje, salir de Monterrey, simplemente. Era y es muy inquieto y amiguero", narra Adelaida.

Como sus hermanos, Alejandro practicó natación. Estuvo en un centro del IMSS. Luego, en Dorados, y por sus aptitudes compitió a nivel estatal y nacional.

"A los 16 o 17 años fui a Cuba representando a México y para mí fue una experiencia fabulosa. Salimos del Puerto de Veracruz y viajamos en un barco de la Marina porque éramos la Selección Mexicana de todos los deportes.

"Al amanecer después de tres días en el mar, logramos ver los edificios antiguos de La Habana a lo lejos y los carros como en cámara lenta. Eso me impresionó mucho".

La natación también fue su boleto para estudiar Arte en Palo Alto College, en San Antonio, Texas.

Cuenta que había concluido la carrera en Ciencias de la Comunicación en la UANL y casi no hablaba inglés.

Como no le alcanzaba para rentar una habitación o departamento, le permitieron hospedarse en un asilo de ancianos.

"También trabajaba como instructor de natación y salvavidas, y a partir del...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA