Perfiles e Historias / Con temple de acero - 30 de Abril de 2017 - Norte - Monterrey - Noticias - VLEX 678105729

Perfiles e Historias / Con temple de acero

Autor:María Luisa Medellín
 
EXTRACTO GRATUITO

El neurólogo le diagnosticó esclerosis múltiple, pero Lilia no había oído sobre esa enfermedad; tampoco Higinio, su esposo, quien estaba de pie junto a la cama de hospital donde ella permanecía paralizada y sin habla.

Ambos pasaron de la incertidumbre al temor. Luego, a la angustia, mientras el especialista hacía un esbozo frío del padecimiento: autoinmunitario, que afecta el cerebro y el sistema nervioso central, progresivo, paralizante, desmielinizante y sin cura.

"Fue un golpe terrible", cuenta Lilia Campos Castro, quien pese a todo escuchaba con la fe puesta en recuperarse, aunque sin poder expresarse siquiera.

Han transcurrido 17 años, y salvo sus pasos lentos y una ligera contracción de los músculos faciales al hablar, nadie advertiría que vive con esclerosis múltiple.

"Inicié con terapia diaria, mañana y tarde, y hasta el día de hoy la realizo. Fui recuperando el movimiento poco a poco, primero en el brazo derecho, que me entusiasmó para seguir adelante.

"Permanecí 6 años en silla de ruedas, luego, empecé a usar el andador y dos años después el bastón. Duré con corsé rígido y collarín 8 años porque mi cabeza se caía hacia el lado derecho, no podía sostenerla", detalla esta mujer de ojos expresivos y cabello castaño rojizo.

También se ha sobrepuesto a seis recaídas o brotes, el más fuerte sobrevino cuando ya podía ponerse en pie y su lado izquierdo volvió a paralizarse, mientras el derecho mantenía poca fuerza.

"Tuve que empezar de nuevo hasta que recuperé el movimiento, la marcha; y el brote más reciente lo sufrí en noviembre del 2015, que me dejó con el habla inentendible y mi boca se giró hacia el lado derecho, pero gracias a Dios y a las herramientas terapéuticas aquí estoy, y estoy bien".

1 Lilia es hija de Jesús Campos Torres, quien ya falleció, y Carolina Castro Lara. Es la tercera de seis hijos y estudió licenciatura en Trabajo Social, un área en la que se desempeñó por varios años. En 1980 se casó con Higinio Benavides y se dedicó al hogar y a sus cuatro hijos.

En noviembre del 2000 le detectaron una tumoración en la matriz y después de una histerectomía para extirpársela, sufrió parálisis total.

"Al principio, los médicos pensaron que se les había pasado la anestesia. En realidad, mi cuerpo desencadenó la esclerosis múltiple, pero eso lo supieron cuando me practicaron más estudios y me trasladaron del Hospital de Ginecología del IMSS al Hospital 33", relata y acerca una silla para sentarse junto a los aparatos de...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA