Perfiles e Historias / Por las familias diversas - 15 de Octubre de 2017 - Norte - Monterrey - Noticias - VLEX 694787853

Perfiles e Historias / Por las familias diversas

Autor:Daniel de la Fuente
RESUMEN

Tras la expulsión de su hija Ale de un colegio por proceder de un hogar homoparental, Alejandro Maza y José Vicente Reyna se volvieron activistas por el respeto a todos los tipos de familias

 
EXTRACTO GRATUITO

Ya les había pasado una vez. Fue en el 2012, en Nuevo Laredo, de donde son originarios.

Cuando Alejandro Maza y José Vicente Reyna buscaban guardería para Ale, su hija, el primero recordó que una amiga de la maestría tenía el Colegio Santa Lucía y pensó que no habría dificultad para el ingreso de la niña, de un año.

La realidad, sin embargo, fue que la pequeña no pudo ser inscrita en ese lugar.

"Ella (la amiga) colapsó, le dio un ataque de ansiedad y no pudo aceptar a Ale porque, de acuerdo a lo que dijo, "'su marido no estaba de acuerdo'", comenta Álex.

"Salimos muy devastados, pero decidimos seguir y dejar eso atrás. Mi suegra nos ayudó a encontrar un lugar para Ale".

En el 2013 se mudaron a Monterrey por el trabajo de Álex, así que inscribieron a Ale en preescolar del colegio The Hills Institute, cercano a su domicilio. La primera semana corrió con normalidad hasta que una llamada echó abajo el día de la pareja.

Le dijeron a Álex que la directora necesitaba hablar con él de manera urgente sobre la permanencia de Ale en el plantel. La razón fue que "la gente" no estaba preparada para una "situación" como la de ellos.

La historia se repetía.

"Me hablaron y le avisé a Pepe", cuenta. "Salí súper deprimido y triste. Llegué a casa y me dormí, y cuando desperté Pepe ya le había mandado a la directora la Constitución y contactado a organismos de defensa de derechos humanos y activistas".

Para Pepe también fue sorpresiva la decisión, sobre todo porque días antes asistieron al Open House, los trataron bien y se marcharon con la idea de que en aquel colegio destacaba el respeto a la diversidad, tal como decía en su sitio de internet.

Dos semanas después, tras negarse a aceptar que sólo uno fuera por la menor y que ninguno se presentara en eventos, el colegio determinó expulsarla: incluso pusieron la mochila de la niña en el suelo de un pasillo frente a un descorazonado Álex.

Decidieron dar a conocer su historia. Pepe lo explica:

"La pregunta fue: '¿Nos quedamos callados o continuamos?'. Dijimos: 'Ya no nos vamos a quedar callados'. De aquí nos vamos a ir a una escuela, a otra y en todas partes nos van a hacer lo mismo".

Sin detenerse, agrega: "Y le van a hacer lo mismo a la gente que viene detrás. ¡Había que abrir camino!".

Así fue como Pepe y Álex se convirtieron en activistas en favor de su familia y las de los demás.

Son originarios de Nuevo Laredo, pero se conocieron en Miami de estudiantes el 31 de octubre del 2008. Pepe es el mayor de tres hijos y licenciado en comunicación egresado del Miami...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA GRATIS