Pasión entre montañas - 27 de Enero de 2019 - Norte - Monterrey - Noticias - VLEX 759526901

Pasión entre montañas

Autor:Mercedes Bañuelos
 
EXTRACTO GRATUITO

ENVIADA

Se dice que Buttermilk es una montaña que tiene dos personalidades: cuenta con pistas ideales para los principiantes, pero, a la vez, es consentida de muchos que presumen un nivel avanzado.

En ésta una de las cuatro montañas principales del destino, conviene tomar clases de esquí. Necesarias tanto para obtener la técnica correcta desde el principio, como para evitar accidentes. Incluso, quienes ya tienen experiencia, toman lecciones para

reforzar lo aprendido y alcanzar más velocidad. Los instructores, además de ser expertos en deportes de nieve, son apasionados de la naturaleza. Meghan y Nick, geniales guías, son un claro ejemplo de gente que vino de fuera, pero decidió quedarse.

ES FÁCIL ENAMORARSE

Camine por donde camine, el viajero invariablemente tiene la sensación de que las montañas lo siguen a cada paso. Las edificaciones de ladrillo, las calles nevadas y la calidez de los lugareños evocan a un pueblo digno de cuento. Los empleados de The Little Nell, el resort más lujoso y exclusivo de Aspen, reciben a los huéspedes con los brazos abiertos.

El jacuzzi, la chimenea y lo confortable de la habitación tientan a no salir de ella. Pero al asomarse por la ventana, más de uno quiere sumarse a la gente que, con coloridos trajes de esquí, disfruta de las actividades invernales en la cercanísima Aspen Mountain.

Además, todos quieren explorar el destino, tan pleno en arte y cultura.

Pero, primero hay que hacer una parada en Four Mountain Sports, un sitio donde es posible conseguir todo el equipo de esquí, así como el boleto del lift para subir a las cuatro montañas principales de la zona.

La ventaja, es que no hay necesidad de salir del establecimiento cargando los esquís. La compañía los envía a la montaña en la que el viajero decida usarlos.

Antes de deslizar toda la adrenalina contenida, el Aspen Art Museum sorprende con exposiciones de artistas reconocidos internacionalmente.

Las muestras cambian cada cuatro meses. Muchas de las propuestas de los creativos son interactivas; por lo que además, la visita resulta bastante divertida.

En el salón de la muestra "Lost Without Your Rythm" por ejemplo, el visitante puede meterse a una instalación gigante y girar sin parar, o columpiarse mientras ve una obra.

Otra de las opciones es realizar un recorrido arquitectónico. Lane, un agente de bienes raíces, propone dar un paseo para conocer algunas de las casas más lujosas del destino. Él también llegó un invierno a pasar unas vacaciones y...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA