Musa de un trovador - 17 de Agosto de 2014 - Norte - Monterrey - Noticias - VLEX 524340170

Musa de un trovador

Autor:María Luisa Medellín
 
EXTRACTO GRATUITO

Seguramente ha escuchado la hermosa melodía que dice: "A placer/ puedes tomarte el tiempo necesario/ mientras tanto yo estaré esperando/ el día en que te decidas a volver/ y ser feliz como antes fuimos".

El compositor es Salvador "Chago" Díaz, y desde hace unos años la colocaron de nuevo en las listas de popularidad Celso Piña y Café Tacuba, así como Raphael, Enrique Bunbury y Paulina Rubio.

Lo que quizá no sepa es que la musa de esa pieza titulada "Aunque no sea Conmigo" es Dora Lilia Fernández Ledezma, cuya historia inicia mucho antes de que Díaz se inspirara en un amor tan fuerte como imposible, ya que él era casado y sólo vivieron juntos hasta que su esposa murió. Por un breve tiempo, por cierto, ya que él falleció también.

Lily Fernández cuenta que su camino en la música comenzó a los 14 años, haciendo jingles. Le suena el de "Señor locutor, quiere hacerme el favor de decirme qué horas son..." que aún representa a una estación radiofónica, en la que ella interviene entre un grupo de voces, además de con un aterciopelado "Raaaadiio Recuerdooooo", del que también hubo una versión con otra chica.

Por décadas, su voz también ha identificado a la Escuela Electrónica Monterrey, entre múltiples participaciones en anuncios de radio, cine y televisión.

Aclara que en ella la música es un don natural, porque no estudió. Su carrera fue secretariado bilingüe, aunque no la llevó a la práctica.

"A mí me gustaba mucho la cantada y vi un anuncio en el periódico para hacer jingles. Me lancé, y bendito Dios, de las 20 chicas que llegaron, fui la elegida. Chago Díaz me hizo las pruebas con él al piano", recuerda sonriente, palmeando la mesa en el comedor de su departamento, en el centro de la Ciudad.

"Era mi jefe y maestro. Aprendí su técnica para el canto, a hacer voces, incluso cómo usar la psicología según el público, porque más adelante empecé a hacer presentaciones. Él me inculcó el tener un amplio repertorio para sentirme en libertad de preguntar a la gente qué canción deseaba y no fallarle".

···

Lily es robusta y de pelo corto rubio platinado. Lleva una blusa amplia con motivos lilas y verdes, falda negra y sandalias de piso. A unos pasos, siempre alerta, descansa su gato Cuquín.

Narra que, al contratarla, le asignaron el turno de 10 de la mañana a 1 de la tarde haciendo comerciales, con un sueldo de mil pesos, que a finales de los 60 resultaba muy atractivo; y a los dos meses le duplicaron el salario por quedarse de 3 a siete de la tarde.

Chago...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA