Misión cumplida - 8 de Noviembre de 2007 - Norte - Monterrey - Noticias - VLEX 79112414

Misión cumplida

Autor:Alejandra Benítez
 
EXTRACTO GRATUITO

Enviada

BOGOTÁ.- América va que vuela a la Final de la Copa Sudamericana.

Las Águilas sacaron el colmillo y con paso firme se ganaron medio boleto para convertirse en el tercer equipo mexicano, junto a Pachuca y Pumas, en llegar a la antesala de la gloria en esta competencia, pues luego de haber derrotado 3-2 a Millonarios, sólo le queda dar el tiro de gracia en Toluca el próximo martes.

Con un partido inteligente en la primera parte, el club mexicano se encontró dos goles; Germán Villa abrió el marcador con un tanto de excelente manufactura: un cabezazo en el borde del área que dejó helada a la afición que abarrotó el Estadio Nemesio Camacho "El Campín". Luego Salvador Cabañas puso a los locales contra la pared, al hacer el 2-0, cuando apenas habían corrido 37 minutos.

En la cancha se notó que Daniel Brailovsky, técnico azulcrema, hizo bien su tarea de análisis, sobre todo al momento de ensayas las jugadas de pizarrón, porque el América aprovechó todas las facilidades que les dieron por el sector izquierdo, donde Alex Díaz y Ervin González se vieron rebasados.

La alegría de las tribunas se cortó de tajo, ya nadie quería brincar ni aplaudir a Millonarios, no esperaban que el visitante los pusiera en su realidad tan pronto, porque totalmente eliminados en el torneo de Liga, los colombianos le había apostado todo a la Sudamericana y finalmente las cosas no les salieron.

América se cobró de manera velada los comentarios del técnico Mario Vanemerak, quien un día antes del partido había criticado fuertemente a los centrales azulcremas, Duilio Davino y Ricardo Rojas.

Sin embargo, los "Embajadores" despertaron.

Luego de los dos cambios que Vanemerak envió para el complemento, los cafetaleros se acomodaron y se lanzaron sobre las Águilas. En menos de 10 minutos acortaron distancias con anotaciones de Gerardo Bedoya al 61', y Johnatan Estrada al 69'.

Desde la línea de banda, Brailovsky no daba voces; mantenía las manos metidas en los bolsillos del pantalón. Entonces América se tranquilizó, comenzó a darle pausa al partido, le quitó velocidad a los de casa, y con el ingreso de Juan Carlos Mosqueda por Federico Insúa, el partido bajó de ritmo, situación que desesperó a los colombianos.

Con Bedoya lastimado, se acabó el talismán de la suerte para Millonarios y Cabañas, al 85', dio la puntilla.

¿Qué necesitan los azulcremas para pasar? Pueden perder por un gol siempre y cuando no reciban tres. Un 3-2 en contra manda a penales. Todos los resultados...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA