Miguel Reyes González / Como delincuentes - 23 de Enero de 2019 - Norte - Monterrey - Noticias - VLEX 757845625

Miguel Reyes González / Como delincuentes

Autor:Miguel Reyes González
 
EXTRACTO GRATUITO

Como viles delincuentes. Así trató el Gobierno de Jaime Rodríguez, la madrugada del domingo, a ocho activistas que mantenían un plantón afuera de su despacho desde el 7 de enero para protestar por el alza en las tarifas del transporte urbano.

¿De qué otra manera podría llamarse a la forma en la que policías actuaron contra los manifestantes? Salvo para la versión oficial, por supuesto, para distintas voces de la sociedad el operativo policiaco fue un ataque artero contra la libertad de expresión y el derecho a manifestarse.

Pero ni siquiera la postura del Gobierno estatal, con la que pretendió justificar su proceder, se sostiene. Diversas crónicas periodísticas sobre el hecho, entre ellas la de EL NORTE, así lo muestran.

De acuerdo con lo publicado, alrededor de las 3 de la mañana del domingo, mientras dormían en un pasillo del Palacio de Gobierno, ocho ciudadanos fueron esposados, arrestados y llevados al centro de detenciones estatal de la zona norte. Presuntamente, entre 40 y 50 elementos de Fuerza Civil participaron en el operativo.

Tres horas más tarde, Rocío Montalvo, líder de la organización Únete Pueblo, fue detenida también y remitida al mismo lugar que sus compañeros. Su delito fue derribar una valla que impedía la entrada al Palacio y cuestionar a los uniformados, levantando la voz, sobre los motivos por los que se los llevaron.

Cerca de las 13:30 los manifestantes fueron puestos en libertad, después de pagar una multa de mil pesos cada uno.

Según las autoridades estatales, los ciudadanos fueron sometidos por alterar el orden y portar objetos prohibidos, como cuchillos y tijeras. Eso fue lo que consideró el juez, que tácitamente avaló el comportamiento de los uniformados.

Sin embargo, los activistas declararon que cuando los policías les indicaron que abandonaran el recinto y ellos se disponían a hacerlo, fueron violentamente desalojados por los oficiales.

A falta de mayores evidencias que los testimonios de ambas partes, es imposible asegurar qué pasó en realidad. Empero, las circunstancias en las que se dieron los hechos, aunado a la reputación de mentiroso e intolerante con la crítica que se ha ganado a pulso este Gobierno, mueven a...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA