Con la medicina en los genes - 3 de Abril de 2014 - Norte - Monterrey - Noticias - VLEX 502744922

Con la medicina en los genes

Autor:María Silva
 
EXTRACTO GRATUITO

FOTOS: MIGUEL ÁNGEL CHÁVEZ

MAQUILLAJE: Karina guerrero

Estos hermanos de trato sencillo y amable entre sí no forman parte de una familia común, son herederos de una dinastía médica de gran trayectoria en la Ciudad.

Los siete hijos del ex Rector Alfredo Piñeyro López, quien fuera también director de la Facultad de Medicina y Hospital Universitario, de 1977 a 1979, y Rector de la UANL, entre 1979 y 1985, traen tatuado en sus genes la disciplina, responsabilidad y ejemplo que vieron en su padre como médico y maestro.

María Ofelia es psiquiatra, Alfredo, oftalmólogo; María Isabel, psiquiatra; Everardo, es doctor en farmacología y toxicología, al igual que su padre; María Úrsula, dermatóloga; María Blanca, es especialista en medicina del deporte, y María Carmen, oftalmóloga, en ese orden de la mayor a la más pequeña.

Y se está escribiendo la historia de una nueva generación de médicos: la de sus hijos. Por lo menos los dos mayores de Ofelia ya están encarrilados en la carrera de medicina, y algunos otros, como los de Alfredo, Blanca e Isabel, empiezan a hablar de su gusto por ese campo.

"Todas somos María, porque la mamá de mi mamá, Ofelia Garza, se llamaba María de Jesús, pero nos conocen por el segundo nombre", cuenta Blanca sonriendo.

Mientras se preparan para la sesión de fotos, Úrsula, quien proyecta un look entre gótico y bohemio y gusta del arte, ofrece a sus hermanas pashminas de la reconocida colección mexicana Pineda Covalín, su preferida, para armonizar visualmente el concepto fotográfico.

En el transcurso de la entrevista, los hermanos coinciden que, definitivamente, su padre les transmitió el gusto por el tema de la salud, pero también se lo deben a su abuelo materno, Leopoldo Garza Ondarza, médico, y quien fuera jefe del departamento de medicina preventiva y director interino del Hospital Universitario.

"Todo mundo piensa que la vocación es por mi papá", agrega Úrsula, la más espigada de las cinco hermanas, "pero mi mamá también hizo mucho.

"Yo siempre supe que quería ser doctora; de chiquita me inclinaba por la cirugía plástica, porque me gusta la pintura y la escultura, todo lo que tenga que ver con el arte, pero luego hice dermatología con subespecialidad en cirugía dermatológica, que es la parte más minuciosa de la cirugía plástica y, casualmente, me casé con un cirujano plástico".

Ofelia, seria y formal en su trato, aclara que en la familia de su papá todos son contadores, menos él, por lo que ella tenía también esa opción, pero la medicina se le hizo más viable. Luego se casó con un ginecólogo.

Blanca, a quien sus hermanos califican de ser la más seria de todos, coincide que la medicina es parte de su vida, desde la convivencia con su abuelo,...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA