Luis Manuel Garza / Esperanzador - 5 de Diciembre de 2018 - Norte - Monterrey - Noticias - VLEX 748295581

Luis Manuel Garza / Esperanzador

Autor:Luis Manuel Garza
 
EXTRACTO GRATUITO

En medio de todas las críticas al discurso del Presidente López Obrador del 1 de diciembre, es necesario también observar lo positivo, o al menos lo esperanzador, pues resultaría por demás injusto no concederle el beneficio de la duda a escasos días después de su toma de posesión.

Porque apostarle al fracaso de nuestro Presidente por intereses políticos o económicos personales, o simplemente con el propósito de ufanarse a futuro de haber tenido la razón en sus pronósticos, es apostar en contra de México.

Después de escuchar y posteriormente estudiar el texto de la postura presidencial de arranque de sexenio, es dable destacar lo siguiente:

  1. - Estamos ante un inminente cambio de régimen político, que se da de naturaleza pacífica, lo cual es en sí mismo digno de valorarse.

    Tanto abuso de la clase política de nuestro País durante toda nuestra historia, pero especialmente en los últimos 100 años, en donde sus integrantes se han dedicado a robar el dinero público, a reprimir al pueblo, a mentirle, a proteger y solapar a la delincuencia organizada, a confabularse con algunos empresarios voraces y especialmente a mantener al pueblo en estado de marginación, pobreza, ignorancia y sometimiento, pudo terminar en un estallido social, que por el momento no tenemos.

    Ese descontento social, que hace un siglo provocó la fallida Revolución Mexicana, persiste actualmente; pero en esta ocasión, a diferencia de entonces, pudo desahogarse en las urnas, lo que equivale a liberar la presión de una olla a punto de estallar.

    Ésta es una de las razones para entender por qué, tanto después de las elecciones como ahora, posterior a la toma de posesión, los mercados han permanecido más o menos apacibles.

  2. - AMLO propuso no perseguir a los funcionarios deshonestos de administraciones anteriores, lo cual constituye una incongruencia con su discurso toral de combatir la corrupción, pues la impunidad es justamente la causa de tanta deshonestidad institucionalizada.

    Sin embargo, si cumple su promesa de combatir a los corruptos de ahora en adelante, en todos los niveles de Gobierno, sí podremos avanzar...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA