Lorenzo Meyer / Censura - 18 de Noviembre de 2004 - Norte - Monterrey - Noticias - VLEX 78615375

Lorenzo Meyer / Censura

Autor:Lorenzo Meyer
 
EXTRACTO GRATUITO

En un día claro del 6 de agosto de 1945, a las 8:16 de la mañana, una explosión equivalente a más de 15 mil toneladas de TNT destruyó en un instante una superficie de poco más de mil hectáreas, es decir, la ciudad japonesa de Hiroshima. La fuerza del fenómeno acabó o dañó al 67 por ciento de las estructuras de la urbe, mató inmediatamente a 66 mil de sus habitantes e hirió a otros 69 mil: más de un tercio del total. Tres días más tarde, otra explosión similar tuvo lugar sobre Nagasaki, otra ciudad japonesa pero más pequeña, ahí causó la muerte instantánea a 39 mil personas e hirió a 25 mil más.

Al día siguiente, el gobierno imperial de Japón empezó a negociar su rendición a los americanos, misma que anunció cuatro días más tarde. De esa manera espectacular y monstruosa se inauguró la era atómica. Desde entonces y hasta hoy la energía nuclear sigue identificada con el brutal legado de Hiroshima.

Por la magnitud del hecho y por sus implicaciones, simplemente no hubo otra noticia más importante en el Siglo 20 que la que surgió de la destrucción masiva que experimentó Japón hace 58 años. Y sin embargo, una fuerza política tan o más poderosa en su ámbito que la liberada por la reacción nuclear, impidió que esa noticia se pudiera analizar, difundir y evaluar en toda su impresionante magnitud. Al final, la que debió ser la gran noticia del siglo, simplemente no lo fue tanto porque la censura y la manipulación la distorsionaron al punto en que aún hoy no es posible abordarla sin toparse con una enorme carga y con los obstáculos de los intereses creados.

Un libro

El libro que acaba de aparecer de la doctora en estudios japoneses y periodista mexicana, Silvia Lidia González, "Hiroshima: la noticia que nunca fue. ¿Cómo se censura la información en tiempos de conflicto?, (Mérida: Editorial Venezolana, 2004)", toma como caso de estudio el tratamiento que se dio en Estados Unidos y en Japón a la noticia sobre lo ocurrido en Hiroshima ese 6 de agosto de 1945. La investigación expone, analiza y explica la forma como norteamericanos y japoneses manejaron la información sobre el ataque atómico, para luego discutir a fondo un tema siempre relevante: la noticia política en tiempos de guerra. Esta obra, cuya base es la tesis doctoral que la autora presentó en El Colegio de México, es un perfecto ejemplo de cómo, en un momento extraordinario, dos sistemas políticos diametralmente distintos y en guerra, convergieron en un punto: en la voluntad de controlar la información en función de los intereses de sus gobernantes sin importar que eso afectara los intereses más amplios de la sociedad.

El concepto y su...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA