Logran buen parto pese a la diabetes - 24 de Febrero de 2014 - Norte - Monterrey - Noticias - VLEX 494017246

Logran buen parto pese a la diabetes

Autor:Andrea Menchaca
 
EXTRACTO GRATUITO

Tener un glucómetro en sus casas ha sido la gran diferencia para pacientes de escasos recursos con diabetes gestacional del Hospital Materno Infantil.

Ellas tienen en préstamo el instrumento en sus hogares para que a diario revisen su nivel de glucosa en sangre durante el embarazo.

Las pacientes han sido concientizadas de que, tras el parto, deben regresar el glucómetro, con un costo que varía entre los 700 y mil pesos, para que sirva a otras mujeres.

Sin control, la diabetes gestacional, que empieza o se diagnostica durante la preñez, puede causar daños tanto a la mamá como al bebé.

El perinatólogo Flavio Hernández, del equipo médico Área de Embarazo de Alto Riesgo del Materno Infantil, señala que el programa "Autocontrol glucémico en diabetes gestacional" empezó por la alta incidencia de diabetes que existe en Nuevo León.

"Hay regiones (del País) donde tenemos hasta casi 20 por ciento de mujeres con diabetes en el embarazo. En el Estado tenemos alrededor de 7 por ciento", señala.

"El año pasado tuvimos (en el hospital) 15 mil 400 nacimientos, de ésos, un 7 por ciento tenían diabetes, es decir, salimos igual que la incidencia del Estado. Estaríamos hablando de mil 78 pacientes con diabetes".

La diabetes gestacional es consecuencia, entre otras cosas, de las hormonas del embarazo, que pueden bloquear el trabajo que tiene la insulina, lo que ocasiona que los niveles de glucosa se incrementen.

Hernández agrega que, además, la población mexicana se considera de riesgo medio a alto de padecer diabetes por genética, obesidad y su dieta.

LOS RIESGOS

Hernández indica que la diabetes gestacional aumenta entre 3 y 6 por ciento el riesgo de la muerte fetal.

"Otro de los problemas es que la mujer puede tener niños de 4 kilos o más, lo que le aumenta el riesgo a la paciente, tanto de hemorragia como de lesiones de canal de parto y al recién nacido", agrega el también especialista en Medicina Crítica en Obstetricia.

"Estamos hablando de lesiones por el tamaño del bebé durante el nacimiento, como fracturas, de aumento en la bilirrubina, disminución de la glucosa, que puede causar convulsiones. Con base en todo esto se decide esta iniciativa".

El perinatólogo cuenta que a principios del año pasado iniciaron un estudio piloto con 203 pacientes, a las que les entregaron un glucómetro, instrucciones de cómo llevar un control y cómo utilizar la insulina, con el objetivo de tener un registro diario.

Antes debían ir al laboratorio de una a tres veces al mes...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA