Limpios desde el primero - 7 de Octubre de 2016 - Norte - Monterrey - Noticias - VLEX 650507641

Limpios desde el primero

Autor:Paloma Villanueva
 
EXTRACTO GRATUITO

El momento en que se asoma el primer diente de leche es la señal para empezar con los hábitos de higiene, pues las piezas dentales de los bebés son tan susceptibles a las caries como las de los adultos.

Rodolfo Fragoso, jefe de Odontopediatría del Hospital Infantil de México Federico Gómez, destaca que los dientes de leche tienen más funciones de las que imaginamos.

"La primera es el desarrollo de los huesos de la cara, pero también sirven para masticar alimentos, hablar y percibir temperaturas.

"Si no cuidamos esos dientes se altera todo el desarrollo de los huesos del rostro. Si un niño pierde un diente de leche, automáticamente el lugar donde estaba esa pieza dental deja de crecer y el diente permanente ya no sigue la dirección correcta, sale desviado", explica.

El odontopediatra destaca que los bebés también presentan caries, al grado de que al hospital llegan pequeños de año y medio que necesitan extracciones porque tienen dientes totalmente destruidos.

La caries está asociada al consumo inmoderado de azúcar y la falta de higiene, alerta el especialista.

"Muchos papás piensan que el azúcar sólo corresponde a las golosinas, pero deben considerar también los jugos, cereales y suplementos alimenticios con sabor a chocolate. Todo lo que contenga azúcar es potencialmente dañino para los dientes", advierte el odontopediatra.

Javier Andrade, catedrático de odontopediatría en la FES Iztacala de la Universidad Nacional Autónoma de México, destaca la importancia de que los padres limpien los dientes de los menores, aunque apenas tengan una o dos piezas.

"Los dientes de la primera dentición son 20 y los niños tardan aproximadamente tres años en tenerlos completos, pero es muy importante cuidarlos desde que empiezan a salir, porque aunque el niño se esté alimentando sólo con leche, incluso con leche materna, está consumiendo carbohidratos.

CUÁNDO USAR CEPILLO

Cuando hay apenas un par de dientes, los especialistas recomiendan usar una gasa húmeda para limpiarlos por lo menos tres veces al día, y cuando el pequeño ya tiene los dos incisivos inferiores y los dos superiores se puede recurrir a un cepillo dental pediátrico.

"Hay cepillos especiales que son como dedales de silicón suave.

"Éstos se pueden usar hasta que el niño cumple un año y le empiezan a salir las muelas, entonces ya hay que empezar a usar un cepillo dental", refiere Javier Andrade.

En este punto también se puede usar pasta dental en una cantidad muy pequeña, equivalente al tamaño de...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA