Josefina Leroux / Políticas violentas - 17 de Enero de 2019 - Norte - Monterrey - Noticias - VLEX 756966225

Josefina Leroux / Políticas violentas

Autor:Josefina Leroux
 
EXTRACTO GRATUITO

Igual que el Presidente Felipe Calderón nos recetó una guerra que parece interminable, por decidir a la ligera una estrategia sin cantidad ni calidad de cuerpos de Policía, así se lanza el Presidente López Obrador a cerrar ductos de gasolina, sin suficientes reservas ni logística eficaz para abastecer a una sociedad dependiente del uso de este combustible.

El Presidente explota y ofende sin filtro a aquellos que critican la medida. Hasta dos días continuos han hecho filas usuarios en el País para poder moverse y entregar mercancías o trabajar un taxi porque es su forma de ganarse la vida. Según López Obrador, no hay desabasto y asegura que la distribución se normalizará pronto. ¿Cuándo?, no dice.

El combate al huachicoleo es hasta ahorita una política que violenta a los usuarios y que el Presidente justifica, argumentando que es un combate a los malos manejos, al robo y corrupción por miles de millones de pesos, como si no hubiera otras formas de investigar, corregir y castigar a los responsables de ese delito. ¿Y si nosotros dejáramos de pagarles impuestos porque ellos hacen muy malos manejos del erario?

Lo interesante del caso es que, de acuerdo con una encuesta de Grupo REFORMA, la mayoría de la población apoya la medida de López porque le tienen fe ciega y no reflexionan que poco tiene que ver esa medida con combatir el huachicoleo. Están tan perdidos como los que creen que existe en alguna empresa el departamento de atención al cliente y buenos servicios porque les dan los buenos días.

Los ingenuos y sumisos creen que prometerles que se va a resolver su problema es recibir una buena atención, al igual que dejar de surtir gasolina es parte de saber gobernar y combatir la corrupción.

A ver si no terminamos como en países socialistas donde tienen que hacer fila para comprar leche o tortillas, porque para evitar ganancias usureras expropian las lecheras y negocios privados.

Qué lejos estamos los usuarios, en cualquier servicio, de la eficacia y las políticas que requiere la ciudadanía.

Quienes usan el transporte público son testigos cotidianos de la pobre atención que reciben. Cada día les cuesta más y cada vez es mayor la fila que hacen y el tiempo de espera.

Y qué decir del transporte aéreo. Hace poco fui a la Ciudad de México y algunos...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA