Josefina Leroux / Maternidades forzadas - 14 de Marzo de 2019 - Norte - Monterrey - Noticias - VLEX 772286469

Josefina Leroux / Maternidades forzadas

Autor:Josefina Leroux
 
EXTRACTO GRATUITO

Hace años conocí a una chica que fue a terapia porel abuso sexual de su padre. Su edad y escasa información le impidieron saber que estaba embarazada. Su madre se enteró cuando su vientre era notable. Cuando le dijo que su padre era el papá de la criatura que esperaba, la madre la golpeó por descarada.

Era tarde para abortar, el papá inculpó a la casi niña de haberlo incitado; sin importarle el incesto, el hombre quería a su hijo (nieto-hijo).

La menor tuvo un parto prematuro en el que murió el bebé. A nadie de su familia le importó el drama que estaba viviendo esa adolescente, el abuso del que había sido objeto, la violencia del padre y, después, de su madre.

Podría haber ido a la cárcel. Así les sucedió a varias mujeres en Guanajuato cuando penalizaron el aborto en ese Estado. Sin darles crédito sobre la espontaneidad de sus pérdidas, estuvieron varios años en centros penitenciarios.

Además de sufrir una violación o un embarazo de riesgo en el que pudieron haber perdido la vida y dejar huérfanos al resto de sus hijos, los tribunales moralistas las señalaron, las juzgaron y penalizaron con cárcel.

Ahora es el Congreso de Nuevo León el que aprueba por mayoría la penalización del aborto -manteniendo las excepciones que tenía contemplada la ley antiaborto previa como violación o salud de la madre.

Argumentan que se trata de elevar la defensa de la vida desde la concepción. A pesar de ser laico, el Estado mexicano legisla para imponer creencias religiosas sobre el inicio de la vida humana, y le da estatus de persona al cigoto para competir con el derecho de la madre a decidir sobre un cuerpo amenazado.

Los legisladores que penalizan el aborto incluso desoyen las voces de religiosos que, inspirados en el amor cristiano y la caridad, avalan la libertad de conciencia que cada mujer tiene para decidir.

Quienes abogan por la vida no enfocan su atención a disminuir la violencia a las mujeres, tampocovotan por políticas públicas para promover la educación sexual en las escuelas, ni divulgan la importancia del uso del condón, otros métodos anticonceptivos o la píldora de emergencia.

"Es un falso debate a favor de la vida", sostenía Maria Elena...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA