Ironman regio - 23 de Noviembre de 2017 - Norte - Monterrey - Noticias - VLEX 697254257

Ironman regio

Autor:María Luisa Medellín
 
EXTRACTO GRATUITO

En un país donde reina el futbol, la carrera de Francisco Serrano adquiere tintes heroicos, ya que además de inspirar su pasión por el triatlón a la juventud, es de los pocos mexicanos que ha figurado en este deporte a nivel internacional.

Hace apenas un par de semanas ganó el tercer lugar general en el Ironman 70.3 Monterrey 2017, entre 2 mil 300 atletas de diversas partes del mundo, y ya había alcanzado la plata en la edición 2015.

A sus 37 años, el olímpico en Beijing 2008 dio la pelea a competidores más jóvenes, cubriendo el medio ironman: 1.9 kilómetros de natación, 90 kilómetros de ciclismo y 21 kilómetros de carrera en su mejor marca de 3 horas 45 minutos.

Enseguida viajó hacia Pelham, Alabama, y se trajo la medalla de bronce del triatlón XTerra, en el que nadó mil 500 metros en aguas abiertas, condujo 30 kilómetros en bicicleta de montaña por terreno escarpado y corrió 10 kilómetros más a campo traviesa.

Adicto a la adrenalina, Paco sigue preparándose porque la siguiente justa en su agenda es el Campeonato Mundial de Triatlón Cross y, unos días después, el Campeonato Mundial Larga Distancia en Penticton, Canadá, en agosto.

Dos meses más tarde verá acción en el Mundial de Triatlón XTerra, en la isla de Maui, Hawai, para cerrar el año con el Ironman 70.3 de Los Cabos, en el que se llevó el oro en el 2015, convirtiéndose en el primer mexicano en ganar en un evento de ese tipo.

Entre esos eventos, dice, intervendrá en algunos más porque, si algo disfruta, son los retos.

· · ·

Serio, de grandes ojos oscuros bajo cejas espesas, Francisco Serrano Plowells cuenta que desde pequeño, tanto él como sus hermanos más chicos, Manuel y Roberto, jugaron futbol, basquetbol y hasta futbol americano.

Su papá, Francisco Serrano, murió cuando él tenía 6 años y, su mamá, María Teresa Plowells se las arregló para acompañarlos siempre en sus actividades escolares y deportivas, además de atender su hogar y su negocio de venta de libros a colegios.

"A mí me gustaba mucho andar en bicicleta, con los amigos, en el parque, en las rampas, dando vueltas por la cuadra", comparte Paco, en la pequeña oficina de su tienda de bicicletas y accesorios para el ciclismo y natación, en San Pedro.

"Un día hubo un paseo en bici de montaña, en La Estanzuela. No recuerdo cómo llegué ahí, ni bicicleta de montaña tenía. Renté una y quedé encantado por el contacto con la naturaleza, las subidas y bajadas, la adrenalina, la convivencia, y ya de regreso fue una insistencia con mi...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA