Opinión Invitada / Miguel Moreno Tripp: Qué poca memoria - 20 de Abril de 2014 - Norte - Monterrey - Noticias - VLEX 506028426

Opinión Invitada / Miguel Moreno Tripp: Qué poca memoria

Autor:Opinión Invitada
 
EXTRACTO GRATUITO

Al analizar a una entidad, la profesión contable emplea un estado financiero que muestra el origen y la aplicación de los recursos utilizados. Además, para verificar que realmente la contabilidad refleja su situación financiera, se realizan auditorías por personas especializadas cuya misión es contribuir al sano desarrollo de dicha entidad e informar a la autoridad competente cuando hay desfalcos. Para que se actúe, claro está.

Además, en el ámbito de los Estados, al menos en el papel, tendríamos los elementos suficientes para que los ciudadanos gozáramos de un buen Gobierno y nos pudiéramos dedicar a nuestras actividades productivas.

Adicional a la técnica contable que aplica también a los Gobiernos, ya desde las épocas de los romanos se contaba con mecanismos de contrapeso para balancear el ejercicio del poder. Son tanto el Poder Legislativo como el Poder Judicial.

En la práctica no sucede así. Lo que tenemos en Nuevo León es un mal Gobierno que no ha sabido administrar los recursos, un Poder Legislativo que es su comparsa y un desentendido Poder Judicial. No les importa nada, simplemente porque los recursos no los produjeron ellos, fuimos los ciudadanos y nosotros pagaremos la deuda con nuestros impuestos.

El Gobierno estatal de Nuevo León logró romper el récord de endeudamiento, creciendo la deuda a niveles nunca antes vistos. Debido a las decisiones del Gobernador, nosotros y generaciones por venir tendremos que pagar dicha deuda.

Por si fuera poco, tendremos limitada la posibilidad de obtener endeudamiento si se llegara a requerir. Dios nos libre de otros "Gilberto" o "Alex", ya que ningún posible prestamista querrá arriesgarse a que, en otra mala gestión, se tenga por resultado el incumplimiento del pago.

En conceptos administrativos: el origen de los recursos refleja una mala administración. Peor aún, es un doble golpe al futuro del Estado: mucha deuda y poco margen de maniobra futura.

Sin embargo, si dichos recursos fueran empleados de forma juiciosa y hubieran sido utilizados para cumplir a cabalidad las obligaciones del Gobierno, como eliminar la pobreza y la inseguridad, entonces habría valido la pena. Aunque sea un esfuerzo que todos nosotros vamos a tener que hacer en años por venir. Pero no es así, o lo que es lo mismo: la aplicación de los recursos está viciada. Mal origen y mala aplicación.

Los Diputados, cuya razón de ser es la de representar a los ciudadanos, no sólo no cumplen...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA