El inicio de un buen diagnóstico - 28 de Julio de 2018 - Norte - Monterrey - Noticias - VLEX 735632101

El inicio de un buen diagnóstico

Autor:Dulce Soto
 
EXTRACTO GRATUITO

Antes de tener en tus manos los resultados de algún estudio de laboratorio que te haya solicitado un médico, tu muestra de sangre u orina recorre un proceso para ser analizada.

Luego de retirarte 10 ml. de alguno de estos fluidos, la muestra se guarda en contenedores diferentes, según las especificaciones del análisis requerido y se envían por paquetería o se transportan en hieleras especiales a los laboratorios que harán los análisis.

En Carpermor, uno de los laboratorios de referencia más grandes del País, cada día se realizan alrededor de 98 mil estudios clínicos, es decir, unas 27 pruebas por minuto, señala Luz Elena Alcántara, subdirectora de Centros Analíticos de Carpermor.

Es posible que alguna vez tus estudios sanguíneos o de orina se analicen aquí, pues este centro de análisis recibe pruebas de mil 400 laboratorios del País y de los 270 laboratorios del Chopo.

Cuando Carpermor recibe las pruebas, las clasifica. Las que son para realizar una biometría hemática o una hemoglobina glicosilada, por ejemplo, reciben un distintivo lila, pues esto indica que la muestra de sangre tiene un anticoagulante.

En cambio, las pruebas destinadas a conteo de glucosa, urea o colesterol se almacenan con un color rojo, ya que no tienen anticoagulante y la sangre se separa del suero.

En tanto, las muestras para las pruebas bioquímicas deben guardarse en un tubo de barrera, en el que un gel especial divide el paquete celular del suero por medio de un proceso de centrifugación.

A través de un robot, las pruebas se etiquetan con un código de barras, el cual, al leerse, brinda la información del paciente, el tipo de estudio y quién lo requiere de manera digital.

Después, las muestras pasan al área donde serán analizadas: uroanálisis, inmunología, infectología, bioquímica...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA