Son guarderías ...pero del peligro - 6 de Junio de 2010 - Norte - Monterrey - Noticias - VLEX 206742767

Son guarderías ...pero del peligro

Autor:Verónica Ayala
 
EXTRACTO GRATUITO

La tragedia que hace un año cobró la vida de 49 menores en un incendio en la guardería ABC, en Hermosillo, Sonora, parece no haber sido una lección suficiente para las autoridades en Nuevo León y para los ciudadanos.

Y es que ante la falta de reglamentación y de vigilancia, decenas de estancias infantiles han sido improvisadas en pequeñas viviendas del área metropolitana que carecen de las más elementales medidas de seguridad.

La proliferación de guarderías, tanto públicas como privadas, que no están preparadas para responder a una emergencia se da mientras que a nivel local y nacional no se cuenta aún con normativas que las regulen y establezcan requisitos indispensables para sus instalaciones.

Esta tendencia se ve reflejada principalmente en colonias de reciente creación, donde ante la alta demanda para el cuidado de los menores, han aparecido estos negocios, habilitados en reducidas viviendas y sin mayores adecuaciones.

Algunas zonas nuevas del sector Cumbres, en el municipio de Monterrey, son de las más saturadas de casas habitación que ofrecen el servicio de guardería.

Tan sólo sobre la Avenida Pedro Infante hay cerca de una decena de ellas, como Monet, en Cumbres Santa Clara, que opera en su planta baja con este giro; el Centro Infantil Pedro Infante, habilitado en otra casa de Hacienda Santa Clara, y Mis Peques, en Cumbres Oro.

En el mismo sector se encuentra la estancia llamada Guardekinder, ubicada en una vivienda de interés social de unos siete metros de frente sobre la Avenida Real de Cumbres, en el fraccionamiento del mismo nombre.

Además de que cuenta con una sola puerta de menos de un metro de ancho, el área donde tienen a los menores está en el segundo piso de la vivienda, comunicado con unas estrechas escaleras de las mismas dimensiones que el acceso y sin salidas amplias de emergencia.

Sin embargo, esta guardería se encuentra entre las tres que Protección Civil de Monterrey ha avalado en lo que va de la actual gestión.

El municipio de Guadalupe no está exento de estas guarderías armadas al vapor, y para muestra está una llamada Estrellitas, en una pequeña casa sobre Río Papaloapan, en la Colonia Dos Ríos.

En Apodaca, la misma situación se repite en una estancia instalada en una casa de la Avenida Chopo, en Residencial Los Ébanos.

En Santa Catarina también abundan las guarderías improvisadas en casas, en colonias como Misión de Santa Catarina y Privadas de Santa Catarina, donde incluso emplean las cocheras como área de...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA