Germán Martínez Cázares / Democraticidas - 2 de Septiembre de 2013 - Norte - Monterrey - Noticias - VLEX 457144886

Germán Martínez Cázares / Democraticidas

Autor:Germán Martínez Cázares
 
EXTRACTO GRATUITO

Son los mismos. Hoy reclaman la reforma educativa, mañana reclamarán la energética. Hoy marchan en repudio al Presidente de México, mañana aclamarán al "suyo" en el Zócalo capitalino. Hoy "privatizan" con soflamas las calles del Distrito Federal, mañana protestarán por la "privatización" de Pemex.

Son los mismos, los que ayer perdieron las elecciones federales y hoy quieren ganar las votaciones en el Congreso. Son los mismos, los del sábado pasado con Cuauhtémoc Cárdenas y los del próximo domingo con López Obrador. Son los mismos y digámoslo claro: representan la deslealtad a las instituciones democráticas del País.

"¿Tienen derecho a vencer?", como preguntó, de alguno de sus movimientos políticos, el mismísimo Vladímir Ilich Uliánov Lenin. Derrotados no están. Fueron capaces de mover la sede y los planes del Poder Legislativo y arrinconar en Los Pinos al Poder Ejecutivo para emitir su Primer Informe de Gobierno.

Esos maestros y sus acompañantes no tienen derecho a ganar este duelo. Deben ser sometidos porque no son una mera provocación al Gobierno de Peña, sino un desafío a todo el sistema político democrático. No buscan detener unas reformas modernizadoras, sino subvertir el orden constitucional vigente.

Triste espectáculo el de Cuauhtémoc Cárdenas convertido en Judas del procedimiento de acceso y ejercicio del poder que él mismo contribuyó a edificar desde 1988, junto a Manuel Clouthier.

¿Exageración? ¿Condenó a la horda democraticida asaltante del parlamento? ¿Por qué no somete su reclamo a la deliberación del Congreso? ¿Su fe historicista está por encima de una resolución parlamentaria? El sábado pasado abrazó a los maestros disidentes en lugar de criticarlos, buscó aplausos fáciles como cualquier histrión populista, se "lopezobradorizó".

El ataque de la izquierda es a la Constitución. ¿La prueba? El permanente obstáculo a los métodos democráticos para reformarla. ¿Qué es eso de insurgencia magisterial? Sueñan una "sociedad cerrada" con instituciones dúctiles a sus caprichos, donde se omitan los resultados electorales de las urnas. ¿Para qué sirve la República representativa si llegan a dictar en la calle sus ordenanzas los "legítimos" maestros o los "dueños morales" del petróleo?...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA