Genio y Figura / El novio de mi mamá, la novia de mi papá - 9 de Septiembre de 2006 - Norte - Monterrey - Noticias - VLEX 78913931

Genio y Figura / El novio de mi mamá, la novia de mi papá

Autor:Gaby Vargas
 
EXTRACTO GRATUITO

Me da mucho coraje. Detesto ver que el novio de mi mamá le agarre la mano. No soporto que ella le coquetee y que ahora se ponga a dieta y se vista diferente. Casi no la vemos, siempre está con su novio.

Nada más falta que él quiera ser mi papá y que me empiece a dar órdenes.

Para mí, es el culpable de que mi familia se acabara.

Regina, 16 años

Yo ya sabía que mi papá andaba con otra vieja. Por supuesto, no dije nada, menos a mi mamá.

Me daba mucho coraje porque le cachaba las mentiras y por traicionero; pero prefería que pareciera que no pasaba nada, y viviéramos como una familia "feliz".

Nacho, 18 años

Cuando como hijo descubres la infidelidad de alguno de tus papás o cuando después de un divorcio aparece un/a nuevo/a compañero/a, esta situación te provoca un dolor y un conflicto muy fuerte que hace que cuestiones todos los valores y enseñanzas que siempre recibiste. Te planteas entonces qué tan real era tu vida familiar pasada.

"¿Cuando fuimos a ese viaje tan padre, mi papá ya tendría esa novia?", te preguntarás. Es muy doloroso. Te puedes sentir enojado, deprimido y muy decepcionado.

Cuando vives una situación como ésta, según la Dra. Julia Borbolla, te puede nacer un deseo de venganza que puedes canalizar a través de retar a tu papá o tu mamá, de ser rebelde, de cuestionar su autoridad, y pretenderás "traicionar" las normas y valores familiares.

También es posible que dejes de creer en el matrimonio y te defiendas de cualquier relación que implique compromiso.

Después del divorcio, la soledad, la tristeza, la culpa o la escasez económica, lleva a los papás a hacer algo que se llama "noviazgo paterno filial" y, de alguna manera, te empiezas a acostumbrar a tener papá o mamá en "exclusiva".

Pasa el tiempo y, cuando las cosas parece que mejoran, de pronto irrumpe este extraño/a con su mejor sonrisa y ganas de incorporarse al grupo. Y peor aún: empiezas a imaginarte que tal vez quiera convertirse en tu mamá o tu papá. Tal vez quiera imponer reglas, educarte y sobre todo robarse la atención que antes tu papá o tu mamá te dedicaban.

Por otro lado, al ver que tu mamá o tu papá se...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA