Fujimori, entre fuego - 30 de Julio de 2000 - Norte - Monterrey - Noticias - VLEX 78119521

Fujimori, entre fuego

Autor:José Vales
 
EXTRACTO GRATUITO

LIMA.- "La Fiesta del Chino" continúa. Esa paráfrasis del escritor y uno de sus más acérrimos enemigos políticos, Mario Vargas Llosa, sintetiza a la perfección el cariz ilegítimo, autoritario y represor que Alberto Fujimori comenzó a profundizar desde el primer minuto de su cuestionado tercer mandato. Ayer las calles del centro colonial de Lima eran una postal del hartazgo de más de la mitad de los peruanos.

Mientras, el régimen no terminaba de posesionar a sus Ministros cuando el otrora opositor y ahora Premier, Federico Salas, y el propio Jefe de Estado daban los indicios de lo que será la ofensiva desatada contra la Oposición democrática.

"Comunistas, guevaristas recalcitrantes sólo comparados con el MRTA (Movimiento Revolucionario Tupac Amaru), violentos", fueron algunos de los calificativos con los que Fujimori inició la ofensiva contra la Oposición liderada por Alejandro Toledo a quien busca cercar como en su momento a la guerrilla o alguno de los militantes opositores que hoy se encuentran en carácter de presos políticos.

La ofensiva comenzó con Salas -minutos después de que juraran los Ministros- quien consideró "a los organizadores (de la protesta, léase Toledo) como los responsables directos de todo lo ocurrido".

Paralelamente la Fiscalía, otro de los órganos que, al igual que el Poder Judicial y el Congreso, Fujimori mantiene bajo su tutela, abrió una investigación sobre los enfrentamientos que se cobraron seis muertos, seis desaparecidos y más de un centenar de heridos y detenidos.

Horas más tarde, en el ambiente propicio que le daba el almuerzo de camaradería con las Fuerzas Armadas y los Servicios de Inteligencia (SIN), el Mandatario ratificó que los temores de persecución que acuña la Oposición no son fundados.

Si se tiene en cuenta "el modus operandi" del fujimorismo en la última década, Toledo deberá comenzar a diseñar una estrategia para no pasar por los Tribunales junto a sus aliados y colaboradores en los próximos meses o ser acusado de violar la ley antiterrorista. Todo hace indicar, incluso por el perfil de sus Ministros, que el cuestionado Jefe de Estado seguirá desoyendo los gritos de disconformidad de la Oposición y las recomendaciones de la Organización de Estados Americanos (OEA), socavando aún más las instituciones. Su matrimonio con las Fuerzas Armadas fue ratificado al mantener a dos hombres del Ejército en las carteras de Defensa y de Interior.

En el ámbito económico Fujimori parece volver a las fuentes...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA