FRICASÉ / Pura madrina - 28 de Abril de 2015 - Norte - Monterrey - Noticias - VLEX 567922474

FRICASÉ / Pura madrina

Autor:El Abogado del Pueblo
 
EXTRACTO GRATUITO

No puede uno, amigo lector, ausentarse del pueblo ni por 72 horas porque para cuando regresa uno ya circula madrina nueva y se tarda uno varias horas en actualizarse.

Y no, amigos, no nos referimos con el comentario a la de la señora de la piñata exótica, nos referimos a la madreada que nos dieron -una más- nuestros legisladores promulgando lo que jocosamente llamaron "ley anticorrupción".

¡Broma de muy mal gusto!

Cuya autoría sin duda se la debemos al Tiranosaurio Max del Jurásico priista y cuatacho del alma del empresariado, Emilio Gamboa Patrón.

Se apila esta chimistreta a toda una cantidad enorme de leyes inaplicables que existen en nuestro País: en síntesis, no sirve para nada.

Mucho menos para combatir la corrupción en serio y en forma.

Empezando con el hecho de que queda fuera de su esfera de ejecución la mayor parte de los altos funcionarios, por supuesto, conservando el "fuero" de los mismos legisladores que la aprobaron, quitándole los dientes y sacando de su aplicación al Presidente y además dejando enormes huecos para que se cuelen incontables las triquiñuelas que en complicidad con todos los partidos han inventado para apropiarse de enormes tajadas del presupuesto SIN RENDIR CUENTAS a nadie y -el colmo- sin TRANSPARENTAR el gasto.

Ahora que para que entre en vigor necesitan aprobarla las legislaturas locales de los Estados... le ronca aún.

Es muy probable que si acaso entre en efecto, mocha y todo, ello no sea antes del 2017.

Es decir, "¡el que venga atrás que arree!" porque nada de esta tan cacaraqueada "reforma" se les aplicará a los ACTUALES funcionarios.

Sin dientes, excluyendo al Presidente y legisladores, con una aplicación a futuro y no inmediata, esta ley y la carabina de Ambrosio se dan el quien vive.

Consiste ésta, en pocas palabras, en más SIMULACIÓN, más embustes y engaños, como dijo el Senador Javier Lozano refiriéndose a la inutilidad de esta ley y que no impedirá ni hoy ni mañana la corrupción: "Son rateros, no estúpidos".

En términos llanos resultó pura faramalla, tramoya vil, con el único fin de APARENTAR que se hace algo cuando en realidad no se hace nada.

Sigue la corrupción y sigue campeando la impunidad... nada se castiga, nada se impide, y por más que buscamos...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA