FRICASÉ / A fuego lento - 30 de Enero de 2019 - Norte - Monterrey - Noticias - VLEX 760297077

FRICASÉ / A fuego lento

Autor:El Abogado del Pueblo
 
EXTRACTO GRATUITO

Un dicho popular que en México no falla en temas de política es "Piensa mal y acertarás".

Ha surgido un temor en el mundo de las finanzas, tanto nacionales como extranjeras, que una serie de propuestas que el "Primor" ha planteado en el Congreso para CAMBIAR las reglas que rigen a las Administradoras de Fondos para el Retiro (AFORES) está pavimentando el camino para una "estatización" (o nacionalización) de dichos fondos a favor del Gobierno federal y sus proyectos mascota.

Tales como el Tren Maya, la nueva refinería en Tabasco (estado natal del Presidente), y otros como las pistas "extras" en Santa Lucía o el desarrollo inmobiliario del predio de Sedena en Santa Fe.

La regla general siempre ha sido "no arregles lo que no está roto", y las Afores funcionaban bien, a excepción de que las decisiones del mismo Presidente López Obrador hicieron que al cancelar el NAIM varias Afores que invirtieron en la "Fibra E" del nuevo aeropuerto de Texcoco perdieran valor, impactando negativamente el ahorro de cientos de miles de trabajadores.

La medida creó incertidumbre, ya que al cancelarlo nadie sabe cómo y en cuánto va a pagar el Gobierno esa inversión que se hizo con el fondo de pensiones de los trabajadores mexicanos.

Con un lenguaje sumamente VAGO e impreciso, los cambios pretendidos en el manejo de las AFORES es abrir el camino para que pueda destinarse el dinero de los asalariados mexicanos a inversiones más riesgosas.

Ello va contrario a la responsabilidad que tiene el Gobierno de PROTEGER los fondos de retiro de los asalariados y no arriesgarlos en inversiones estrafalarias.

Cualquier pasante de veterinario sabe que el RENDIMIENTO de una inversión es inversamente proporcional al riesgo de la misma.

Para lograr rendimientos elevados se corren GRANDES RIESGOS, las seguras son las inversiones de rendimientos normales (CETES, deuda privada, bonos, etcétera).

Nos parece INSENSATO que en lugar de proteger el capital de los trabajadores el Gobierno pretenda abrir el camino para que haya inversiones de MAYOR RIESGO, mismas que pueden causarle un quebranto significativo al ahorro para el retiro de los asalariados mexicanos.

No se requiere gran ingenio para poder visualizar una situación en la que "no este año, pero el siguiente quién sabe", como dijo un experto financiero, habiendo cambiado las leyes creadas -precisamente- para evitar que estos fondos se inviertan de manera especulativa que más asemejan un tiro de dados en las mesas de Las Vegas...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA