FRICASÉ / Días de diezmo - 14 de Enero de 2014 - Norte - Monterrey - Noticias - VLEX 485985334

FRICASÉ / Días de diezmo

Autor:El Abogado del Pueblo
 
EXTRACTO GRATUITO

Nos gana la nostalgia, amigos, lo confesamos: ¿dónde quedaron, nos preguntamos añorantes, aquellas épocas de moderación y recato en las que el "diezmo" era más que suficiente en México?

Días aquellos apacibles del "desarrollo estabilizador" en los que nuestros servidores públicos se conformaban con una mordida de sólo ¡el DIEZ por ciento!

Se han ido para siempre, amigos, y quizá nunca regresarán, tal es el deterioro que mostramos.

Al parecer la inflación le ha pegado más fuerte al "moche" que a los precios al consumidor.

Ello ya que hoy día, cuando nuestros servidores públicos piden "partir la piña", no se conforman con menos del ¡TREINTA Y CINCO POR CIENTO!

¡Qué 10 por ciento ni que nada: poco o nada se les hace!

Y esto, amigos, es en el PAN, autoproclamado "partido de los decentes"; ¿cómo andará la perra de brava en otros lares?

Como se imaginarán, amigos, nos referimos con el comentario de hoy a las grabaciones de audio (nítidas y claras) difundidas por este su periódico ayer en las que el Alcalde panista de Celaya, Ismael Pérez Ordaz, detalla cómo y cuánto le pidieron de "comisión" sus propios Diputados para hacerle llegar recursos públicos a su ciudad.

Ahora entienden ustedes por qué el "líder" de los Diputados en la Cámara puso como condición para aprobar la reforma energética que le aprobaran a él una nueva ley mordaza que viola la libertad de expresión y a la que le llamaron de "réplica", pero que realmente pretende silenciar a los medios -so pena de cárcel- precisamente para que no difundan tropelías como la que detalló el Alcalde de Celaya y que ya antes otros habían denunciado.

Son muchas cosas las que llaman la atención de este escándalo, el cual en cualquier otro país ya hubiese ocasionado destitución y juicio político a los políticos que lo orquestaron.

Estos procedimientos -que no le quede la menor duda, amigo lector- son ilegales, inmorales, indebidos e intolerables.

Entre otras cosas, destaca que el descaro llegue a tal grado de que por esta mordida (negociada por el Alcalde del 35 por ciento al módico 20 por ciento a la hora del pago) hayan ¡EXPEDIDO RECIBO!

Ni siquiera les alcanza la vergüenza hoy en día para el disimulo: el manoteo de los fondos públicos es abierto, desmedido, descontrolado y explica perfectamente el insaciable apetito por los recursos que se exhibe en México en los tres niveles de Gobierno.

¡Con razón nada les alcanza!

Aplicando filtros de, cuando menos, la tercera parte para desviar los fondos...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA