Felipe Díaz Garza / El Ejecutivo a ejecutar - 21 de Enero de 2019 - Norte - Monterrey - Noticias - VLEX 757545033

Felipe Díaz Garza / El Ejecutivo a ejecutar

Autor:Felipe Díaz Garza
 
EXTRACTO GRATUITO

No basta la sola amenaza de que el Gobierno, presuntamente limpio de pecado, procederá contra quienes, desde los puestos públicos o correlacionados con el Gobierno, desvalijen de aquí para adelante a este País, ya desvalijado crónicamente por ladrones del sector público crónicamente impunes.

Es necesario actuar también contra el ayer, como lo exige la continuidad mórbida de los desmanes de aquellos que, sabiéndose a salvo, abordaron la limosina blindada que les dio la inexplicable amnistía que López Obrador otorgó a los bandidos del ayer, que son los mismos de hoy o sus cómplices y testaferros.

O qué, ¿los 40 años de ejercicio profesional de Romero Deschamps no son nada?

No es sano que el Gobierno demore una persecución efectiva del huachicoleo, actividad indudablemente delictiva y perniciosa, como ya se ha visto en el desabasto de gasolinas que no solo no se detiene con las medidas presidenciales como cerrar ductos, sino que esas torpes medidas no punitivas han agravado el desabasto de combustible.

Ese desabasto fatalmente se reflejará en una escasez general de artículos de consumo necesario, movidos con gasolina o diesel.

Lo mismo pasará tarde o temprano con la movilidad popular que requiere transporte. A paso veloz caminamos hacia una parálisis generalizada del País.

El Ejecutivo no puede dejar de ejecutar. Ése es su trabajo, que hace sólo 50 días AMLO juró cumplir y no lo está haciendo.

El estallido de un ducto en el Estado de Hidalgo, cuyo saldo llegó ayer a los 85 muertos y ronda los 60 lesionados en extrema gravedad, es materia del incumplimiento presidencial.

Asaltada la tubería en el kilómetro 226 del ducto Tuxpan-Tula, en Tlahuelilpan, Hidalgo, por una turba de habitantes del poblado, crónicamente dedicados al huachicoleo, un chispazo, quizás accidental, quizás intencional, provocó una explosión incendiaria que causó las muertes y heridas de una buena parte de los alrededor de 800 lugareños que buscaban una lana y encontraron la muerte.

Ello ante la mirada de unas decenas de policías y 25 soldados que dicen que trataron de retirar a los huachicoleros en ejercicio, sin ser obedecidos, por lo que, tratando quizás de no causar una tragedia o...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA