Fatiga crónica: El cansancio que duele - 11 de Mayo de 2003 - Norte - Monterrey - Noticias - VLEX 78469140

Fatiga crónica: El cansancio que duele

Autor:Aideé Molina
 
EXTRACTO GRATUITO

Hace siete meses, Paulina Zubiría recibió la llamada de Juan, un joven de 28 años. Y aunque no se conocían, él la llamó para despedirse. Esa noche pensaba quitarse la vida.

Su desesperación lo superaba. Padecía algo y no sabía qué era; era sano y a la vez no podía levantarse de la cama. Su cansancio extremo era inexplicable, incapacitante, al grado de estar en la cuerda floja en su empleo y de perder a su esposa.

¿Estrés?, ¿quizá depresión?, ¿o cáncer? Paulina le dio la respuesta: fatiga crónica, misma condición que ella padece y que la llevó a crear la Asociación Mexicana de Fatiga Crónica y Fibromialgia.

La extrema tensión citadina, las exigencias laborales, las presiones familiares y las demandas personales atraen a la fatiga crónica, un síndrome fantasmal que incapacita a un 5 por ciento de la población a vivir y disfrutar la vida.

Este trastorno, y eso llena de angustia a quienes lo padecen, no se ubica en una parte del cuerpo, es invisible para los exámenes médicos y, por lo tanto, su diagnóstico es difícil... pero ahí está, siempre presente.

Se caracteriza por un debilitamiento de más de seis meses de duración y su origen es hasta ahora inexplicable. Su secuela de incapacidad, hasta de un 50 por ciento, puede confundirse con un sinnúmero de padecimientos.

Además, la gente que rodea al enfermo suele confundir el malestar con problemas de tipo afectivo.

"Nadie cree que uno está enfermo, porque por afuera nos vemos bien, pero físicamente no podemos ni pararnos. Quienes no ven así piensan que somos unos chiflados", afirma una paciente.

Dolor de garganta y cabeza, olvidos frecuentes, irritabilidad, dolores musculares y trastornos del sueño alertan de su presencia.

¿Cómo identificarla? Especialistas en el tema hacen un diagnóstico diferencial de esta condición, que deben de padecer más de 3 mil personas en Nuevo León.

Entre el estrés y la depresión

La fatiga crónica no es lo mismo que un estrés agobiante o una depresión severa, aunque estas tres condiciones pueden ir unidas, señala Dionicio Galarza Delgado, presidente del Colegio Mexicano de Reumatología Capítulo Noreste.

"El estrés juega un papel importante en ciudades como la nuestra con sus problemas propios: vialidad, seguridad; en realidad, cualquier fuente de estrés puede ser un factor que contribuya a lo que se ve como un incremento de este tipo de enfermedades", dice.

Los síntomas del estrés son de menor intensidad, frecuencia, duración y no causan incapacidad a diferencia de los...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA