Evita el blindaje asalto a Montepío - 17 de Enero de 2010 - Norte - Monterrey - Noticias - VLEX 76807888

Evita el blindaje asalto a Montepío

Autor:Mario Alberto Álvarez
 
EXTRACTO GRATUITO

Los cristales blindados de unas vitrinas evitaron ayer que cuatro ladrones armados con pistolas y mazos se robaran joyería del Nacional Monte de Piedad, al norte de la Ciudad.

Además de fallar el atraco, los delincuentes primero se quedaron encerrados en el inmueble y después, cuando escapaban en un auto, perdieron el control del mismo al pasar por un bordo y se estrellaron contra una camioneta.

Los delincuentes al final escaparon, uno de ellos herido, y los agentes ministeriales obtuvieron indicios que los podrían llevar a su identificación y posible captura.

El fallido asalto se cometió a las 9:58 horas, de acuerdo con el horario en las cámaras de seguridad, en el Nacional Monte de Piedad de Avenida Aztlán y Magnolia, en el Fraccionamiento Aztlán.

En la sucursal se encontraban unas 20 personas realizando algún trámite, cuando entraron primero dos de los asaltantes.

Los testigos refirieron que estos dos portaban armas de fuego y de inmediato entraron otros dos delincuentes.

Ante los gritos de que se trataba de un asalto, varias mujeres sufrieron crisis de histeria, detallaron los clientes.

Los ladrones traían tres mazos con los que empezaron a golpear las vitrinas donde se exhibía joyería diversa.

Desde el primer golpe los delincuentes se dieron cuenta de que los vidrios eran blindados, pues el mazo rebotaba y no causaba un daño mayor.

Con ese golpe la alarma se activó, pero los asaltantes continuaron golpeando los cristales de las vitrinas y al ver que no lograron su cometido, desistieron y trataron de escapar.

El inmueble cuenta como medida de seguridad con doble puerta, con separación de un metro aproximadamente una de otra.

Al tratar de salir, refirieron los testigos, los ladrones quedaron encerrados entre las puertas, pues la interior sí abrió, pero la exterior se bloqueó desde que se activó la alarma.

Para huir, los empistolados destrozaron uno de los cristales de la puerta con los mazos, que ahí abandonaron, y salieron corriendo.

Subieron a un auto Oldsmobile con placas 344 RMC del Distrito Federal, el cual tenían estacionado por Magnolia.

Huyeron hacia el norte y luego continuaron por la calle Ébano, por donde circularon a excesiva velocidad.

Al pasar por un bordo, el delincuente que conducía el...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA