Eduardo Caccia / El poder de los demás - 9 de Agosto de 2015 - Norte - Monterrey - Noticias - VLEX 579887114

Eduardo Caccia / El poder de los demás

Autor:Eduardo Caccia
 
EXTRACTO GRATUITO

El trillado "Jalisco nunca pierde, ¡y cuando pierde arrebata!" no sólo se hizo presente en la semana, es una expresión para ilustrar la ruptura del equilibrio de fuerzas que durante décadas permitió la armonía de los diferentes actores en la vida sistémica del País.

Con inusitado ímpetu el Gobierno de Jalisco instruyó en Guadalajara la persecución de automóviles que operan bajo la plataforma Uber, y con insólita violencia algunos taxistas atacaron a quienes consideran sus adversarios, llegando al extremo de golpear severamente a una mujer a quien confundieron con un Uber-enemigo, y "levantar" a otros cuatro choferes a quienes atizaron y despojaron de sus vehículos.

Gramsci nos sacude con magnitud Richteriana: "La crisis consiste en que lo viejo muere y lo nuevo no puede nacer". Como parte de las "conquistas revolucionarias", las agrupaciones sindicales con las que el PRI consolidó su apoyo popular ostentan el derecho de controlar el servicio de transporte público en Jalisco. Estas estructuras son un sistema monopólico que administra los permisos o concesiones de los 12 mil taxis en la zona metropolitana de Guadalajara, lo cual les ha generado un enorme poder y seguramente riqueza a unos cuantos.

Estamos ante un fractal de la vida nacional donde se privatiza lo público; en Oaxaca la rectoría de la educación la tuvo hasta hace poco un sindicato. Entiendo el coraje de los agremiados que han esperado años una plaza o un permiso de taxi. Pero el mundo ya los rebasó.

Los taxis tapatíos son carísimos. Su tarifa puede ser cuatro veces la de Uber. Sus prácticas abusivas, como usar selectivamente el taxímetro, son parte de una cadena. El dueño del carro abusa del chofer, éste lo replica al pasajero. Era previsible que el rechazo a la amenaza de su negocio se diera con violencia.

Las autoridades y otros burócratas, que llegaron a sus puestos por apoyo sindical, declaran que no tolerarán competencia ilegal a los taxistas (ficción morbosa: ¿y si resulta que algunos políticos son dueños de autos Uber?).

Así como Uber debe estar dentro de un marco regulatorio (no prohibitorio), sería justo que las autoridades declaren al comercio ambulante y a la piratería...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA