Desafío Extremo / Cañón de San Cristóbal, un desafío para todos - 3 de Enero de 2010 - Norte - Monterrey - Noticias - VLEX 76802101

Desafío Extremo / Cañón de San Cristóbal, un desafío para todos

Autor:Juan Guillermo Ordóñez
 
EXTRACTO GRATUITO

Me encontraba caminando en el Cañón de San Cristóbal, un rincón de la sierra nuevoleonesa que nace en la Ciénega de González, en las montañas del pueblo mágico de Santiago, y que culmina en el parque natural La Huasteca, en Santa Catarina.

Por sus cañadas, este cañón lleva al río más popular de la zona metropolitana de Monterrey: el Santa Catarina.

Era un sábado por la tarde y en la zona previa a la Cortina Rompepicos dos personas que iban con sus hijos pequeños detuvieron su camioneta para preguntarme si sabía del llamado "entronque al Pajonal", ya que la intención de la familia era acampar en esa comunidad.

Después de responder a su pregunta, les recomendé una alternativa de "camping" sin desviarse del cañón, ya que río arriba se encontraba la zona más escénica del mismo.

Les dije que incluso podrían acampar en unos manantiales llamados "El Oasis", para posteriormente salir a la Ciénega de González, tomar el pavimento, pasar por las cabañas de El Manzano, descender a la Cola de Caballo y realizar un "loop" hasta Monterrey, o regresarse por el mismo cañón.

Con cierto escepticismo, ante el panorama semidesértico que veían, la familia decidió confiar en mí y cambiar su plan inicial.

Su desconfianza no era para menos, ya que este cañón inicia con bosques de pinos a mil 330 metros de altura y se torna árido una vez que llega a una altura de mil metros, justo después del caserío de San Cristóbal.

Unos días después, por correo electrónico, me enteré de que "El Oasis" les había gustado mucho y que había valido la pena pernoctar ahí con los niños.

Eslabono esta anécdota con los comentarios que recibí de mi buen amigo Francisco Licona cuando atravesó por vez primera este cañón, quedando impactado con él y sus impresionantes parajes, como la Cascada El Salto (este año seca), las altas paredes en los puntos donde el cañón se cierra, los manantiales del Oasis, los acantilados y cumbres escarpadas ubicadas en los contornos del cañón, y el cambio gradual de vegetación conforme se pierde altura.

Este cañón, llamado "De la Huasteca" en su parte final, lo he recorrido varias decenas de veces desde hace ya 30 años.

Primero lo recorríamos en motos enduro, posteriormente en bicicleta de montaña y jeep, y en la última década a trote y caminata, participando en el Ultramaratón del Ideario Pentatlónico, ardua competencia que inicia en la pintoresca plaza de Santiago con su iglesia en alto, hasta culminar en la puerta del parque natural La Huasteca.

Tal vez por...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA