Déjalos en el mar - 7 de Octubre de 2016 - Norte - Monterrey - Noticias - VLEX 650508181

Déjalos en el mar

Autor:Raymundo Zamarripa y Diana Saavedra
 
EXTRACTO GRATUITO

Películas como Buscando a Dory o su antecesora Buscando a Nemo popularizan algunas especies, pero también pueden provocar su explotación comercial y la afectación de sus hábitats.

Por ello, Ana Isabel González, subcoordinadora de Especies Invasoras de la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad, pide asimilar el filme con una conciencia respetuosa de la vida silvestre.

Así que si planeas comprar un pez a tus hijos verifica que sea de criadero certificado y que no venga del medio silvestre.

Si tu peque quiere un pez cirujano como Dory considera que esta especie, aunque no está en peligro de extinción, sí está incluida en la lista de vigilancia elaborada por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza de Especies.

Toma en cuenta, además, que no se cultiva en cautiverio, así que los especímenes que se venden en acuarios provienen de arrecifes y, por ello, es mejor no comprarlos.

"Los animales viven felices en el mar. Más que sacarlos de ahí para tenerlos en casa, tenemos que hacer cosas para conservar sus hábitats", alerta.

Ver una película que despierte el amor por los animales es una buena oportunidad para conocer sobre la situación de su especie.

NEMO Y MARLIN

Peces payaso. Tras Buscando a Nemo muchos ejemplares fueron extraídos de su hábitat.

DESTINY

Tiburón...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA