Da poder al testamento de tu puño y letra - 13 de Septiembre de 2015 - Norte - Monterrey - Noticias - VLEX 582343370

Da poder al testamento de tu puño y letra

Autor:Juan Antonio Moreno
 
EXTRACTO GRATUITO

En una hoja en blanco es factible estipular quién recibirá tus bienes en caso de que faltes.

Los testamentos ológrafos son aquellos redactados por el testador de su puño y letra y están contemplados en el Código Civil del Estado.

Para ser válidos, sin embargo, tienen que reunir ciertos requisitos.

Por ejemplo, estar totalmente escritos por el testador y firmados por él, con expresión del día, mes y año en que se otorgue, señala el Código Civil Estatal.

Deben hacerse por duplicado y depositar el original en el Registro Público de la Propiedad.

Es una alternativa que aunque parece simple y económica tiene sus desventajas, dice Miguel Ángel Martínez, de la Notaría Pública No. 5.

"Una de ellas es que una vez fallecido el testador, para tramitar la sucesión se tiene que hacer un trámite judicial.

"Para los herederos el proceso resulta más caro, incluso más que tramitar un intestado", advierte.

Con los testamentos públicos abiertos, que se realizan ante un fedatario y sin testigos, se tiene la posibilidad de tramitar el proceso sucesorio ante notario o en un juzgado.

"Ante notario es muy rápido, puede tardarse unos dos meses y generalmente resulta más económico", señala.

Otro de los inconvenientes del testamento ológrafo es que tiene que realizarse ante testigos.

Este requisito puede ocasionar complicaciones a los herederos en el futuro.

"Es posible que al tratar de ejecutar el ológrafo resulte que murió un testigo y empiezan los problemas", apunta el experto.

Considera que para declarar formal el testamento el juez está obligado a citar a los testigos y solicitarles que reconozcan sus firmas y la del testador.

Con los denominados testamentos privados también suelen suscitarse dificultades.

"Este último está previsto en el Código Civil y es el que se hace cuando una persona está en el lecho de muerte y no hay forma de conseguir un notario.

"El testador tiene que fallecer dentro de los siguientes 30 días para que el testamento surta efecto", explica.

$1,650 cuesta tramitar un testamento abierto ante notario durante el mes de septiembre.

Fuente: Notaría Pública No. 5

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA