Colina del perro: abuso perpetuo - 3 de Mayo de 2015 - Norte - Monterrey - Noticias - VLEX 568419070

Colina del perro: abuso perpetuo

Autor:Samuel Adam
 
EXTRACTO GRATUITO

MÉXICO.- La aparición de cuatro mansiones en la punta de un cerro, entre árboles y barrancas del todavía rural fraccionamiento Bosques de las Lomas, fue el mayor escándalo en el sexenio de José López Portillo, y quizás el símbolo de la corrupción imperante en el antiguo régimen.

Hoy, con el PRI de regreso en el poder y a la luz de las revelaciones en torno a propiedades del primer círculo presidencial, la Colina del Perro ha sido usada como referente para comparar la "Casa Blanca" de Angélica Rivera en Las Lomas, la propiedad de Enrique Peña Nieto en Ixtapan de la Sal, la casa de fin de semana de Luis Videgaray en Malinalco y las casas de Miguel Ángel Osorio Chong, también en Las Lomas.

En 1980, el entonces Presidente adquirió a precio preferente más de 120 mil metros cuadrados de terreno llano -12 hectáreas, equivalentes a 17 campos de futbol profesional- para construir el lugar donde viviría con sus hijos al dejar la Presidencia.

El último año de su Gobierno fue el año de la devaluación del peso, la nacionalización de la banca, el deterioro en las relaciones con Estados Unidos, un sobreendeudamiento exterior y el agotamiento de las reservas petroleras. También fue el año en el que se terminaron de edificar cuatro residencias en aquellos terrenos, y el año del golpe periodístico que las hizo de conocimiento público.

A pesar de las revelaciones periodísticas y del reclamo de la oposición, nunca se investigaron la adquisición irregular de los terrenos ni el uso de recursos gubernamentales para levantar las mansiones. El caso quedó en la impunidad. Con los años volvió a ser un escándalo, por los pleitos legales entre la segunda esposa de López Portillo, la actriz Sasha Montenegro, y los hijos de su primer matrimonio.

Hoy, la Colina del Perro está dividida en un lujoso fraccionamiento de más de 50 casas desarrollado por los hijos del ex Presidente; la casa-biblioteca, hoy semiabandonada; una mansión que se renta para grabar telenovelas y películas, y un terreno donde se construye un nuevo proyecto.

PELÍCULAS Y TV

Sobre la avenida Paseo de los Laureles, vía de acceso a Interlomas, 400 metros de grandes bardas que alguna vez fueron blancas protegen una de las casas que fueran del ex Mandatario.

El número 350 en piedra señala el acceso a la casa que, en los 80, era custodiada por soldados y miembros del Estado Mayor Presidencial. Hoy, un solo vigilante custodia la puerta.

El predio bardeado alberga más de 5 mil metros cuadrados de jardín perfectamente podado y verde, dividido en dos partes por una fuente y rodeado por más de 60 árboles.

La fachada de dos pisos luce alrededor de 50 grandes ventanales con detalles de piedra por sus cuatro lados. Arriba, cuatro chimeneas se asoman sobre los techos de dos aguas. A la entrada, dos esculturas de leones son utilizadas constantemente como escenografía para producciones del Canal de las Estrellas.

Fue en esta residencia donde Luciana Jacinto (Zuria Vega) se enamora de Rodrigo Torreslanda (Gabriel Soto) después de trabajar como sirvienta para él y su familia en la telenovela Un refugio para el amor (2012). Exactamente el mismo destino que vive Milagros (Allisson Lozz) al enamorarse de Alejandro Belmonte (Eugenio Sille) en Al diablo con los guapos (2007), filmada en la misma mansión.

También fue ahí donde los hermanos Bárbara, Javi y Carlos huyen de la...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA