Son un club de medio siglo - 17 de Agosto de 2014 - Norte - Monterrey - Noticias - VLEX 524339910

Son un club de medio siglo

Autor:Daniel de la Fuente
RESUMEN

Las integrantes del Círculo Literario Ex A Tec se reúnen desde el 17 de agosto de 1964 para hablar de libros

 
EXTRACTO GRATUITO

Este club de lectura ha visto nacer todos los movimientos literarios de las últimas décadas: el Boom, la Onda, el Crack, más los que se acumulen.

Nació en los años 60, década del furor por Los Beatles, la guerra de Vietnam, la llegada a la Luna, la Primavera de Praga y la represión estudiantil en Tlatelolco.

No es un error decir que este club de lectura es el más antiguo de Monterrey y quizá el más añejo del país.

Pero, lo importante entre estas mujeres es que crecieron juntas: se casaron, tuvieron hijos, se hicieron abuelas.

A excepción de Natalia Montemayor de García, con nueve años menos en el club, Zandra Montemayor de Ramos, Ernestina de la Garza Guajardo, Martha Irene de los Santos de Valdés, María del Socorro González de Garza, Minerva Guerra Paz de Castillo, Leticia Pérez Gutiérrez, Margarita Elena Cervantes González, Irma Yolanda Cadena de Reding y María Esther González se reúnen el segundo miércoles de cada mes desde hace 50 años.

Su nombre no es complicado: Círculo de Lectura Ex A Tec.

Leticia dice que se conocieron al estudiar letras españolas en el Tec.

"Entonces se llamaba profesor en lenguas y literatura moderna, a la que podías llegar directamente de la secundaria. A las que tenían la prepa nos revalidaban materias y podías inscribirte a la licenciatura, ya en la segunda generación", cuenta.

"Para mantener la unidad planteé la posibilidad de seguirnos reuniendo para comentar libros que todas leyéramos", cuenta la maestra con dos maestrías y un doctorado.

Los requisitos para entrar eran rigurosos: las aspirantes debían ser Ex A Tec y asistir como invitadas... a ver si les caían bien a todas.

LA LUNA Y SEIS PENIQUES

Juntas son un escándalo. Son apasionadas, ilustradas, risueñas y suelen hacer referencias a otras lecturas.

Su primera cita fue un día como hoy, pero de hace 50 años, en el Sanborns de Morelos.

La siguiente reunión fue en la casa de Dolores González, amiga que se fue a vivir al DF. Allí discutieron su primer libro: La luna y seis peniques, de William Somerset Maugham.

Eran 16, pero al tiempo quedaron nueve y, años más tarde, llegó Natalia, directora fundadora del Colegio Columbia.

"Soy la más joven, pero de inmediato sentí un ambiente muy bonito y muy enfocado en la discusión de los libros", expresa.

Dice Martha Irene que la idea es discutir los argumentos, aterrizarlos.

"¿Qué nos dice el libro, qué lección nos da y por qué lo hemos disfrutado?", reflexiona. "Nos hemos peleado y con ganas".

Empezaron con...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA