Los claroscuros de la reforma - 31 de Julio de 2014 - Norte - Monterrey - Noticias - VLEX 522107938

Los claroscuros de la reforma

Autor:Luis Valle
RESUMEN

Energía. Si bien las leyes secundarias muestran una cara positiva, como los contratos en hidrocarburos y la inversión esperada en gasoductos, también tienen sus lados malos o inciertos, como el régimen fiscal petrolero propuesto

 
EXTRACTO GRATUITO

Luego de un retraso de 3 meses por diferencias del PRI y PAN, se espera que las leyes secundarias de la reforma energética sean finalmente promulgadas a mediados del mes en curso.

Las iniciativas originales, que fueron enviadas por el Ejecutivo a la Cámara de Senadores el pasado 30 de abril, acumulan más de 300 cambios en diversos artículos de las 9 leyes adicionales que ya se expidieron, además de 12 modificaciones a algunas ya existentes.

Desde que fueron presentadas, expertos han criticado partes de su contenido, advirtiendo que pueden derivar en una reforma bien intencionada, pero con malos resultados.

El objetivo principal de la reforma es corregir la decreciente producción de Pemex, que del 2003 al 2013 pasó de producir 3.37 millones de barriles de crudo diarios a 2.52 millones, un 25 por ciento menos.

Hasta el 2013, el precio alto al que Pemex vendió el crudo en el extranjero le permitió al Gobierno federal gozar de los impuestos y derechos cobrados a la paraestatal sin debilitar sus finanzas.

Transcurridos esos 10 años, el precio promedio pasó de 24.78 dólares por barril a 98.46 dólares por barril, es decir, se cuadruplicó.

Pero ahora una reciente tendencia a la baja del precio, junto con una producción decreciente, amenaza al presupuesto público para los próximos años.

Y no todo se trata de petróleo. Las altas tarifas de electricidad han golpeado la competitividad de las empresas en México.

En el 2013, mientras que en Estados Unidos pagaron 7 centavos por kilowatt-hora (kwh) generado de electricidad, en México la industria erogó en promedio 12 centavos por kwh, esto es, un 70 por ciento más.

Por ello y otras situaciones, la reforma energética es la más importante para impulsar el crecimiento económico del País, según los expertos.

A continuación se presentan los puntos más relevantes de esta reforma.

LO BUENO

Los nuevos contratos petroleros son, desde el punto de vista internacional, lo más positivo para que la industria en México se desarrolle. Éstos son:

De servicios: Pemex contrata a una empresa privada, nacional o extranjera para que realice actividades de operación de pozos. Ofrece un pago en efectivo fijo que no está relacionado con la producción del petróleo o utilidad obtenida.

De utilidad compartida: Pemex se asocia con empresas privadas para realizar actividades de exploración y producción en forma conjunta. Al final, la producción pasa a un comercializador, que pone a la venta los recursos y reparte la utilidad entre Pemex y sus socios en porcentajes previamente definidos.

De producción compartida: Similar a los de utilidad compartida, pero en lugar de repartir la utilidad, se reparte la producción. Esto les da flexibilidad a los particulares para vender los hidrocarburos a un mejor precio que los del comercializador.

Licencias: Pueden ser para Pemex, pero es más probable que sean adoptadas por las petroleras privadas, que podrán operar un campo petrolero con mayor libertad que en cualquiera de los contratos anteriores. No tendrá que pagarle a Pemex, al no estar aliado necesariamente con ella, pero tendrá que pagar otras contraprestaciones adicionales.

Respecto a la iniciativa original del Ejecutivo, los Senadores propusieron arrancar con un mínimo de contenido de mano de obra e insumos nacionales en los contratos petroleros, de un 25 por ciento en el 2015 y hasta un 35 por ciento en el 2025.

La meta excluirá la exploración y extracción en aguas profundas. Los parámetros para estos yacimientos serán fijados por la Secretaría de Economía, según la Ley de Hidrocarburos.

Por su parte, la Ley de la Industria Eléctrica ofrece la ventaja a las empresas de que junten sus consumos en distintos puntos del País para alcanzar los 3 megawatts que se establecen para ser usuarios calificados.

Ser usuario calificado significará poder recibir la electricidad de otro proveedor que no sea la CFE, pudiendo pagar tarifas más bajas que las de la paraestatal....

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA GRATIS