BENCHMARK / ¿Podrá Andrés ejecutar? - 27 de Noviembre de 2018 - Norte - Monterrey - Noticias - VLEX 746552773

BENCHMARK / ¿Podrá Andrés ejecutar?

Autor:Jorge A. Meléndez Ruiz
 
EXTRACTO GRATUITO

Andrés Manuel está a punto de tomar posesión como Presidente. Pronto sabrá la gran diferencia que existe entre prometer y cumplir. Le caerá el veinte sobre la enormidad de los retos que enfrenta.

Sabrá que la corrupción no se arreglará con su ejemplo y que los 500,000 millones de pesos que iba a conseguir por esto no aparecerán así nada más. Entenderá que no solucionará la inseguridad con la Guardia Nacional y levantándose temprano para "estar al tanto". Verá que la pobreza no se resuelve con dádivas. Recibirá las cuentas por cobrar de sindicatos obesos y rijosos a los que les guiñó el ojo, etc.

En pocas palabras, conocerá que sus soluciones mágicas y rápidas a problemas complejos y añejos son un mero espejismo. La única solución real la hemos repetido aquí hasta el cansancio: la ejecución.

Elegir objetivos correctos, programar acciones concretas y calendarizadas, avanzar, medir y corregir o reforzar. Una labor ardua, de poco lucimiento y de resultados graduales en el tiempo.

OJO, el primer paso es clave, porque si se elige mal el objetivo, la buena ejecución es peligrosísima: se llega más rápido al lugar equivocado. Andrés, esto es crítico, pues muchas de tus ideas son malas.

"Están fallando nuestras grandes instituciones. A veces por falta de ética, pero muchas veces por elegir mal sus objetivos", explica John Doerr en una charla de TED (véala en nuestros sitios).

El inversionista de capital de riesgo describe el sistema "Objetivos y resultados clave" (ORC) inventado por el gran Andy Grove (el ejecutivo que convirtió a Intel en un gigante). "John, casi no importa lo que sepas. La ejecución es lo que realmente importa", le dijo Grove.

Doerr adoptó el sistema como como su biblia. Y no le fue tan mal: ¡acumula una fortuna de $7,300 millones de dólares!

Como su nombre indica, el sistema ORC tiene dos partes:

  1. Objetivos. Dan la dirección. Son los "qué". Tienen que ser relevantes para servir de palanca para acciones realmente transformativas. Deben ser orientados a la acción y específicos. Si no, la organización puede nadar de muertito.

  2. Resultados clave. Los tan importantes "cómo". Metas claras asociadas al tiempo. Agresivas y con métricas precisas para medir avance, corregir o reforzar.

    Muchos dirán: demasiado simple. Pues ésa es la máxima virtud del sistema. Basta decir que el ORC es base de la operación de Google. Bien dice Doerr: "Cada googler escribe todos los trimestres sus objetivos y resultados clave". ¡Vaya recomendación!

    Veamos...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA